"Olor a domingo, arde el fuego para el asado..." dice una de las canciones (Olor a Domingo, de Rodrigo Pequeño) con las que empieza uno de los programas que ya se ha transformado en un clásico de la radio rosarina: Domingo para Armar. Que este domingo celebra nada menos que 10 años ininterrumpidos en el aire de Radio 2.

Y es verdad: el programa tiene un innegable aroma a domingo. Porque desde hace ya una década acompaña a los rosarinos (y a tantísimos oyentes de la región) en el ritual matutino de una jornada especial, en la que el despertar es más sereno y el ánimo se predispone de otro modo para los encuentros familiares y el descanso mental.

"Empezamos a las 8 de la mañana en mayo de 2011, cuando se abrió un hueco en la programación. Veníamos antes de Los Cosos, el programa de Julio Orselli y el Negro Álvarez. En realidad, el director de aquella época (Roberto Caferra) nos pidió a Mónica Gallego y a mí que nos encargáramos de ese espacio hasta que llegara un programa definitivo", dijo Pablo Montenegro, el conductor del envío.

"A las pocas semanas, me confiaron la responsabilidad de hacerme cargo de la franja. Así que armamos un equipo con los locutores de turno y algunos integrantes de la redacción de Rosario3.com y salimos al ruedo oficialmente como Domingo para Armar. Unos años después nos instalaríamos en el horario definitivo de 9 a 12", añadió.

A partir de ahí, fueron pasando numerosos integrantes hasta llegar a la composición actual: Pablo junto a Belén Álvares en la locución; Dante Paredes, Eugenia Iermoli y Rocío Galán en la mesa; la producción de Maxi Gierbaudo, Lucas Zampino y Martín Solzi y los aportes de otros columnistas como Lisandro Maronna, Bibiana Pacilio y Alan Vidaña. En la operación técnica está Adrián Racamato y la música con la que se abre cada media hora la elige Maximiliano Gasparri.

"Domingo para Armar es un programa que aspira a entretener y a generar climas divertidos, dándole el lugar necesario a la información pero procurando conservar el espíritu dominguero de la gente, que quiere y necesita una tregua entre tanta vorágine", remarcó Montenegro. 

¡Feliz cumple, Domingo para Armar!