El gobernador Omar Perotti revisará y dará de baja parte de los casi 300 nombramientos que firmó su antecesor Miguel Lifschitz en los últimos meses de su gestión.

La medida fue adelantada este miércoles por el vocero del gobierno provincial, el periodista Leo Ricciardino. “Muchos contratos se van a dar de baja porque fueron firmados de forma irregular”, dijo en el programa Radiópolis (Radio 2).

“Una cosa es el reclamo justo de los contratados que hace mucho que están y que reclaman el pase a planta o seguir con sus contratos, y eso hay que resolverlo”, afirmó el vocero de Perotti.

Pero Ricciardino diferenció esa situación de “nombramientos irregulares” en el último tramo de la gestión socialista. “Ayer se firmó a la tarde el decreto 89 para hacer cumplir la ley de responsabilidad fiscal, el artículo 15 bis, que dice que los últimos dos trimestres ninguna administración puede generar actos administrativos que impacten en los gastos corrientes”.

“Si firmás 166 decretos, como hizo Lifschitz en los últimos meses, para nombramientos de casi 300 personas, esos salarios impactan en los gastos corrientes y son contrarios a la ley de responsabilidad fiscal”, precisó el funcionario.

“Eso es lo que se va a revisar porque hay que ver si está ajustado a derecho. En eso se va concentrar la administración de Perotti, a examinar cada uno de los casos y cada trabajador tendrá su derecho a réplica”, aclaró.

Receso administrativo en enero

Por otro lado, Ricciardino confirmó que se dará licencia a todo el personal administrativo durante el mes de enero. “Es algo que hace Entre Ríos todos los años, por ejemplo, es una herramienta habitual que permite el reordenamiento administrativo”, dijo.

“Es para el área administrativa central, no afecta a la seguridad, salud, prevención y otras áreas sensibles, eso no reciente”, aclaró.

Más información

La provincia paga el aguinaldo en tres días distintos