Un producto, un envase: el futuro del packaging

El avance hacia el producto ecofriendly es la tendencia más repetida. Algunos de los cambios incluyen el respeto al medioambiente en todas las fases del producto y el pack como herramienta básica de marketing

     Comentarios
     Comentarios

El packaging es una de las disciplinas más dinámicas y cambiantes en el universo del diseño gráfico. Los envases tienen una importancia de primer orden en las decisiones de compra del consumidor, que exige a las marcas que le sorprendan permanentemente desde las estanterías de los puntos de venta.

En 2019 a las marcas les tocará de nuevo dejar con la boca abierta al consumidor y para lograrlo no deberán dejar afuera a las tendencias con mayor impacto en el diseño de envases en 2019:

 

1- Packaging sostenible

 

Los consumidores están cada vez más concienciados en cuestiones de respeto al medioambiente y en cómo sus pautas de consumo crean una huella. Esto implica que la cadena de producción y de comercialización tiene que ser mucho más respetuosa con el entorno, pero también que el packaging tiene que ser mucho más verde. Las grandes empresas están mostrándose cada vez más preocupadas por este tema y están reduciendo el uso de materiales con un impacto negativo, como es el caso del plástico.

El futuro pasa por un "smart packaging", que garantiza la seguridad de los alimentos o que el almacenaje sea duradero, pero que al mismo tiempo los hace mucho más "eco-friendly".

 

2- Envases vintage

 

Los elementos de carácter vintage son ideales para aquellas marcas que desean conectar con el consumidor con un enfoque “old school”. De la mano de los envases deliberadamente vintage, las marcas muestran al consumidor la calidad artesanal de sus productos y eso las ayuda a destacar entre la multitud en una era, la digital, en la que todo parece ser fabricado en masa.

 

3- Shelf Ready Packaging

 

El empaquetado de los productos no solo tiene que ser cada vez más funcional, sino que además tiene que servir para reducir pasos o para llegar de un modo más directo a los consumidores. Esta tendencia hace que todo esté mucho más estandarizado para que el proceso de colocar en las estanterías sea mucho más rápido pero también para que esos productos funcionen mejor en ese entorno.

 

4- Escritura manual

 

Las fuentes tipográficas que simulan la escritura a mano añaden pureza y honestidad a los envases de los productos y trasladan al consumidor a su más tierna infancia.

 

5- Packaging = marketing

 

El packaging no solo es lo que permite que el producto llegue al consumidor sino que además es una herramienta de marketing. El packaging se empleará cada vez más para generar reconocimiento de marca y para trasmitir los valores del producto y lo que los hace diferentes. Su papel será cada vez más central.

 

6- Minimalismo

 

El minimalismo lleva siendo tendencia en el packaging desde hace unos cuantos años y seguirá siéndolo también en 2019, pero de manera algo diferente: poniendo el acento en la usabilidad y en el carácter intuitivo del diseño.

Comentarios