Con el título, Central se mete en la Libertadores después de tres años

El Canalla celebra por tres: campeón de la Copa Argentina, acceso al principal torneo continental y derecho a disputar la Supercopa ante Boca

     Comentarios
     Comentarios

Primero, el título. Rosario Central festeja, con esta Copa Argentina, que es campeón después de 23 años. Pero la yapa no es para nada despreciable: clasificación automática a la próxima Copa Libertadores y a la definición de la Supercopa local.

Por reglamento, el ganador de la Copa Argentina obtiene el pase a Libertadores y el Canalla la jugará después de tres años. En la última, 2016 con el Chacho Coudet, llegó hasta los cuartos de final y quedó eliminado ante Atlético Nacional, el campeón de esa edición.

 

Pero además, Central gana el derecho de disputar una final, a todo o nada, por la Supercopa Argentina, donde se medirá con Boca, ganador de la última Superliga. Será en febrero con fecha precisa a confirmar, dependiendo de la suerte que corra el Xeneize en la Superfinal del domingo ante River y en un eventual Mundial de Clubes

Comentarios