El capitán rojinegro Maximiliano Rodríguez se refirió en duros términos sobre Rafael Bielsa, quien lo criticó en una entrevista periodística el pasado fin de semana. "Lo que Newell's necesita es que todos tiremos para adelante. Que venga a ayudar desde adentro; es fácil criticar desde afuera. El importante es Marcelo, no él; Rafael es el hermano de...", disparó la Fiera.

En conferencia de prensa, el ídolo leproso remarcó que su continuidad en el plantel "no está condicionada" de los refuerzos que vengan de cara a la próxima temporada, donde Newell's peleará por la permanencia. "Cuando el club te necesita tenés que estar. Si pueden traer refuerzos, mejor. Todos sabemos que necesitamos refuerzos para ser más competitivos", comentó.

Consultado por las críticas en su contra que formuló Rafael Bielsa al diario La Capital, quien señaló que debería "hacer más y hablar menos", Maxi dijo: "Me sorprendieron. No entiendo cuál fue el motivo. Lo tomo de quien viene. Es el hermano de... A mí no me afecta en lo personal. En el momento delicado que pasa el club, no suma en ningún aspecto. Lo más fácil es hablar desde un sillón. Lo podría hacer también, jugando en cualquier parte del mundo y hablando, criticando. Yo ayudo desde adentro. Lo único que le puedo decir es que venga y dé una mano. No sirve de nada hablar. Hablan muchos, pero hacemos pocos"

"Newell's necesita que estemos juntos. Es muy importante el apoyo de todos. Es más fácil destruir que construir. Él está haciendo eso. En este momento no sirve para nada. Me puedo ofrecer de irlo a buscar hasta Buenos Aires, porque cuando yo me fui me llamó su secretaria que quería juntarse conmigo y fueron palabras diferentes a las que dijo en el periódico", agregó.

Maxi reiteró que invita al hermano del ex entrenador del club "a que venga a sumar con el club". "Acá el importante es Marcelo, no él. Que salga a hablar de esta manera es una falta de respeto a la institución. Estoy sorprendido, no dolido. En 2012 tenía contrato vigente con renovación; levanté la mano, vine y puse la cara. Si salía mal no me iba a arrepentir. El club pasa otra vez por una situación complicada, volví y puse la cara. No tengo miedo a nada. Lo mas importante es ayudar desde adentro", señaló.

"Si empezamos a hablar desde afuera y destruir se hace complicado. Es un plantel joven, no tiene experiencia. Si cada vez lo hacemos más difícil se va a poner complicado. Necesitamos de todos, que vengan a sumar. No tengo secretaria, soy un chico de barrio, sigo de la misma manera que cuando di mis primeros pasos en Malvinas. No tengo que estar por encima de nadie", enfatizó. 

En referencia a la declaración de Rafael Bielsa que lo criticó por "no dar la cara" tras la eliminación en Santa Fe, respondió: "Soy el capitán y tengo derecho a hablar. Cuando quedamos afuera de la Copa Argentina entré al vestuario y dije que iba a hablar yo. Se acercó (Cristian) D'Amico y dijo que no iba a hablar nada". 

"Me llamaron de muchas agrupaciones, pero yo me debo a la institución. Me pongo detrás del escudo. No solamente me expreso con un micrófono. Ustedes bien saben que a mí no me gusta hablar, manejo otro perfil. Lo mío es jugar en un campo de juego. El club esta en un momento muy complicado y va a necesitar de todos", añadió.

Además, contó que él tomó la decisión de volver a Newell's cuando estaba en Peñarol. "Lo llamé a D'Amico y quise volver. Pensé que el club me necesitaba. Después si jugaba o no era un asunto del entrenador. Nadie me tiene que convencer", expresó y manifestó que no se fue ni volvió al club "por plata". "Siempre la culpa parece del jugador. Los planteles los arman los dirigentes y cuerpos técnicos", indicó.

Más información

Francisco Fydriszewski hará tareas comunitarias por haber manejado ebrio