Un policía afronta un pedido de prisión perpetua por haber matado de un tiro por la espalda a un joven ladrón que intentó asaltar a una jubilada de 72 años en octubre de 2019 en la ciudad de Santa Fe. La solicitud la hicieron dos fiscales de la capital provincial en la audiencia preliminar que se llevó a cabo este jueves. 

Según informaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA), los fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres indicaron ante el juez Pablo Busaniche que pedirán la pena máxima para el agente Francisco Olivares, que está en prisión preventiva desde noviembre de 2019.

De acuerdo a la acusación, Olivares mató de un disparo por la espalda con su arma reglamentaria a Lautaro Saucedo, de 17 años, quien quiso arrebatar el bolso a una jubilada, la mujer se resistió y después le dio dinero en efectivo. El agente, que estaba vestido de civil, observó la situación y baleó al delincuente por la espalda sin haber dado la voz de alto y sin haberse identificado como policía.

El homicidio fue a las 10.30 del 29 de octubre de 2019 en Risso al 2200, cuando el uniformado "brindaba un servicio no autorizado de custodia a un repartidor de bebidas", según los fiscales, quienes agregaron que Olivares "actuó sobre seguro y de forma arbitraria", como así también "violó su deber público de brindar seguridad y protección a la ciudadanía".

Hernández y Torres dijeron que Olivares "no se identificó como personal policial ni dio la voz de alto antes de disparar”, por lo que será juzgado como autor del delito de "homicidio calificado por el empleo de arma de fuego, por alevosía y por haber abusado de su función como miembro integrante de una fuerza de seguridad".

El juez Busaniche deberá resolver los planteos de las partes y, en caso de considerar que están dadas las condiciones, deberá dictar lo que se denomina el auto de apertura a juicio, en tanto es potestad de la Oficina de Gestión Judicial sortear el tribunal y establecer la fecha de inicio del debate oral y público.