Un diputado provincial presentó un proyecto para que sea obligatoria la rinoscopia a los ingresantes a la Policía de Santa Fe. La iniciativa propone que quienes ingresen a formarse en el Instituto de Seguridad Pública tengan que pasar por un exámen toxicológico que luego se repetirá al momento del egreso.

“Con esto estamos lejos de estigmatizar, lo que pretendemos es detectar esa adicción en futuros agentes para prevenir conductas que los alejen del buen desempeño que requiere ser policía. Independientemente de la privacidad de cada uno, existe un bien social mayor que es la responsabilidad que asume un policía que tiene entre sus competencias también el combate del delito”, detalló en Radiópolis Weekend (Radio 2) el diputado Walter Ghione, autor de la iniciativa.

Según aseguró el también pastor evangelista, producto de su actividad social y espiritual, trabaja con “muchos chicos en situación de consumo problemático”. “A veces, cuando uno sabe que están por ser policías, uno se sorprende porque ¿qué tipo de agentes se están formando en una situación de consumo de drogas?”, añadió.

Me consta de aspirantes y también de muchos policías que están en esta situación. Tenemos que llegar a este tipo de legislación porque hay momentos donde las situaciones te desbordan y hoy en día creo que esta situación ha desbordado de una manera terrible”, lamentó el diputado provincial.

Consultado sobre los casos puntuales a los que hacía referencia, Ghione ejemplificó con una situación que vivieron con un agente de la policía que se recibió con una carpeta intachable y sin prontuarios. 

“Un día recayó en esta situación de adicción y comenzó a destruirse a sí mismo y luego a su familia. Tomó la decisión de no ir a trabajar porque no podía ni estaba en condiciones y la única salida que tuvo, cuando reconoció su situación, fue que lo exoneren de la fuerza. No hubo ninguna instancia de ayuda o acompañamiento”, relató.

La respuesta provincial

 

Sobre este mismo tema el subsecretario de Formación y Capacitación del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Andrés Rolandeli, marcó sus reparos sobre el proyecto.

“Hoy en día existe una normativa, que es la ley 27.737, donde en su artículo 11 contempla la posibilidad de que “si un funcionario policial o público” está vinculado con la venta o consumo de estupefacientes, puede ser penado por ley. Además, en nuestra reglamentación interna tenemos una serie de instancias que nos permiten abordar el consumo problemático”, señaló en Radio 2.

Con respecto a la rinoscopia en particular, el funcionario sostuvo que “puede considerarse una estigmatización de una patología que puede ser tratada”. “Ya hay un esquema normativo que permite abordar esta situación. Meter un proyecto más, resulta discutible”, concluyó.