A la 1, a las 2 y a las...

Este muchacho se encontraba disfrutando del verano y debe haber pensando que nada mejor que un buen chapuzón para apaciguar el calor. Pero las cosas no salieron como lo planeo cuando decidió arrojarse desde una silla de plástico
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios