Lo más importante

Cómo armar un atractivo perfil de LinkedIn

Si sos un profesional que se capacita y sigue las últimas tendencias o, sencillamente, un joven que busca trabajo, seguro abriste tu perfil en la red social. En esta nota te contamos cómo optimizarlo para que no pase desapercibido

0 Comentarios
0 Comentarios

En su portada lo dice: “Más de 225 millones de profesionales utilizan LinkedIn para intercambiar información, ideas y oportunidades”. Es verdad. Se estima que ese sitio, en estos 10 años, cambió la manera de buscar empleo y también la de reclutar empleados.

LinkedIn es una red social que se dio a conocer en 2003 y que, desde sus comienzos, captó la atención de empresas y de anunciantes. ¿A qué se debe? Posiblemente a la elección de su target: jóvenes profesionales. A pesar de que tiene competencia, como por ejemplo Xing, es la Nº 1 a la hora de hablar de relaciones laborales.

Mientras que Facebook y Twitter tardaron en rentabilizar sus proyectos, LinkedIn lo hizo de manera rápida. Su crecimiento fue sostenido y sigue sorprendiendo. Se estima que al finalizar el año facturará mil millones de dólares, un 72 % más que en el 2012. ¿Te imaginabas estas cifras?

La mina de oro de LinkedIn

​Su servicio “Talent Solutions” sobresale del resto: es una mina de oro que permite a los reclutadores, de las empresas más importantes de EE.UU. y del mundo, contactar con los perfiles más interesantes para tenerlos en su team. ¡Tal vez en el futuro seas uno de ellos!

Este servicio es pago –para utilizar estas herramientas debes tener una cuenta Premium- y lo utilizan empresas como Unilever, Sony, L’Oreal, Walmart, entre otras.

Objetivos claros mantienen la amistad

Suele pasar, sobre todo en los jóvenes de Argentina que, una vez que se completó el perfil, el resultado es muy heterogéneo: muchas prácticas, muchas tareas, muchos cargos que no están relacionados entre sí para adquirir las primeras experiencias laborales. Es importante tener experiencia, por supuesto. ¿Pero ya sabés dónde está tu pasión? Solemos caer en el error de poner cada una de las cosas que hicimos sin pasarlas por el filtro de nuestros objetivos actuales.

Preguntate con honestidad qué te distingue del resto. Enfocate en qué te gustaría hacer y ajustá tu perfil a esa tarea. Objetivos claros mantienen la amistad.

Elige la foto de perfil adecuada

Dice el dicho: “Una imagen vale más que mil palabras”. En la era de internet, tu foto no sólo es una carta de presentación: es tu cara digital. Por eso te dejamos algunos tips para que la elijas correctamente:

- Es válido, pero no es recomendable, tener una foto distinta en cada red social. La misma foto en Facebook, Twitter y, también, en LinkedIn, te hacen fácilmente reconocible. Elije aquella con la que te sientas identificado.

- Dado que utilizarás la misma foto en cada red social, te aconsejamos que uses una en la que no luzcas tan informal. O sea, no elijas la foto de un sábado a la noche para destacarla. Elige una de la que puedas decir que así te ves día a día, mejor si fue tomada en las actividades más formales de tu vida cotidiana, como ir a trabajar o estudiar.

Si bien estos consejos parecen obvios, te sorprenderías del número de personas que no los sigue.

Completa tu perfil al 100%

Completar tu perfil lleva su tiempo. Hay que elegir los empleos más relevantes y que estén de acuerdo con nuestros objetivos. Por eso, la recomendación es que lo completes un día que estés tranquilo y libre de tareas.

¿Por qué es importante completarlo al 100%? Bien, eso será acorde a tu trabajo, a tu necesidad o a tu nuevo objetivo.
Si sos un emprendedor que está necesitando nuevos contactos para su proyecto, LinkedIn te ayudará en tu tarea. Tomate ese tiempo y completá tu perfil.

Al mismo tiempo, si sos alguien que está buscando empleo en el área digital, tener tu perfil al 100% es la forma más efectiva de mostrar quién sos. Un perfil completo te hace ver como alguien que conoce las redes sociales y se maneja con naturalidad en el mundo digital.¿Es lo que querés mostrar? ¡Adelante!

La importancia de un buen extracto

El extracto es tu posibilidad de, en breves líneas, mostrar tus habilidades y tu creatividad. Es un campo importante que debemos saber optimizar en LinkedIn. Te dejamos algunos consejos:

- No hables de vos mismo en tercera persona. Es necesario que este espacio sea para que tu voz cobre protagonismo. Una línea con una voz humana y honesta es siempre mejor que un párrafo lleno de lugares comunes.

- Si usás conceptos claves de tu profesión, tené cuidado que no se contradigan entre sí. El argot de cada carrera debe ser bien utilizado o caerás en graves errores. Tendrás que tener cuidado de utilizar conceptos claros.

- No omitas cuidar tu redacción y ortografía.

- Destacá tus competencias y habilidades más importantes. Independientemente de que trabajes de ello, o todavía no, destacá esas cualidades que te hacen la persona correcta para la clase de proyecto que estás deseando. Trabajá para el puesto que aspirás.

- Desarrollá cómo sos cuando trabajás en equipo. No centres el extracto en celebrar tus logros sino también los de quienes trabajan contigo.

- Los valores también son importantes. A pesar de la visión deshumanizada que se tiene de muchas empresas, el paradigma ha cambiado. A las empresas les interesan las personas creativas, comprometidas y con buenas relaciones interpersonales.

- Desarrollá tus objetivos. Como ya lo desarrollamos antes, cuanto más claros, mejor.

- Si te faltan ideas, mirá otros perfiles afines a los tuyos. Nunca está de más tener referentes.

Educación

Por supuesto que este apartado es importantísimo. Tus capacidades también serán medidas por el aval de la institución donde has realizado tus estudios de grado y masters. Sin embargo, hoy en día, la educación complementaria juega también un rol muy relevante, sobre todo si te interesás por las nuevas tecnologías y te encanta hablar otros idiomas. Estas competencias serán muy valoradas. Incluí tus cursos y capacitaciones que más te llenen de orgullo. Nunca están de más.

Destacá tus hobbies. Pueden ser tomados muy en serio

¿Tu hobby es tener un blog con críticas de cine? ¿Realizás muchos cursos de fotografía?

En los últimos tiempos, muchas personas siguieron sus inclinaciones y obtuvieron un reconocimiento inesperado. No se trató de una cuestión de suerte, sino de mucho trabajo. LinkedIn es una vidriera ideal si te tomás tus hobbies muy en serio.

Unite a grupos de interés afines a los tuyos y participá de ellos. Mostrá lo que hacés con pasión.

Cómo salir rápidamente en las búsquedas de LinkedIn

​Hay un apartado en LinkedIn que se llama “Conocimientos y Aptitudes”.

Linkedin categorizó más de 10.000 skills para ayudarte a definir tus competencias profesionales. Se trata, en este caso, de Palabras Claves que están relacionadas con tus competencias profesionales. Introducí las tuyas en tu Perfil y verás incrementar tus apariciones en búsquedas.

Recomendaciones

Dejé uno de los puntos más importantes para el final: las recomendaciones.

Las recomendaciones no deben ser muy extensas ni muy breves. Tener recomendaciones en tu perfil público de LinkedIn le da más credibilidad y más textura. Quien se interese en tu perfil leerá atentamente cada una de ellas.

¿No te animás a pedirlas? ¡Perdé la timidez! De hecho, la mayoría de las veces esa persona que te recomienda, también quiere tu recomendación, incluso si es tu jefe.

Aunque seguro serás una buena persona, no lo ponemos a duda, destacá las recomendaciones que hagan referencia a aspectos como obtención de resultados, objetivos, habilidades, conocimientos, profesionalidad, etc.

¿A quiénes pedimos recomendaciones?

Tener dentro de tus recomendaciones a tus antiguos y a tus actuales empleadores será siempre un valor agregado. Un profesor o un colega que te genere admiración también será una opción muy válida.

Los errores más comunes en LinkedIn

​Luego de desarrollar los puntos que más te servirán de ayuda, te contamos los errores más comunes para que no los cometas:

- No debés utilizar una foto de perfil que sea muy informal.

- No omitas las recomendaciones.

- Tampoco te excedas en las recomendaciones. ¿Leerías más de 100 recomendaciones de una persona? ¡Ningún especialista en recursos humanos lo hará!

- No le pidas una recomendación a alguien que no conoce tu trabajo.

- Ya tenés tu perfil, ahora utilizalo. Usarlo para contactar nuevos contactos laborales y actualizar tu perfil con novedades es tan necesario como abrir tu cuenta.

¡No cometas estos errores y ya estás listo para tener un buen perfil en LinkedIn! ¡Suerte!

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo