Lo más importante

El amor fue más fuerte en Las mil y una noches

Con un pico de 27.4 puntos de rating, este miércoles terminó la ficción turca. El desenlace de las historias románticas de Onur y Sherazade y de Kerem y Bennu. El destino de Ali Kemal y sus padres. Las imágenes

0 Comentarios
0 Comentarios

Este miércoles se conoció el final de Las mil y una noches (El Tres). La novela turca terminó con un capítulo que cerró las historias de todos sus protagonistas y que marcó un pico de 27.4 puntos de rating, una marca no habitual para las ficciones por estos tiempo.

En la entrega previa, Sherazade había decidido casarse con Engin, tras fracasar en su intento por retomar la relación con Onur, a quien fue a buscar (dejando su orgullo atrás) a Binyapi.

Cuando estaba por comenzar la ceremonia, Kaan, el hijo de la arquitecta, se subió a un taxi para ir a buscar a Onur e impedir la boda. Al no ver a su pequeño, a Sherazade le ganó la intranquilidad, aunque se dispuso a dar el “sí”.

Cuando parecía que el matrimonio se consumaba, Onur, Kaan y Nilufer entraron al salón para sorpresa de todos los presentes. “Mamá”, gritó el niño y todas las miradas lo apuntaron. Su madre se puso de pie y se quedó inmóvil en el lugar. Engin también se paró, la miró y le dijo "anda. Kaan tiene razón, tu perteneces allí".

Sherazade fue en busca de su antigua familia para quedarse con ellos para siempre.

Bennu y Kerem remontan vuelo

Después de firmar el divorcio, Bennu le contó a Kerem que se iba a Estados Unidos, donde vive su madre, a internarse en una clínica para tratar su adicción al alcohol y luego buscar trabajo.

Confundido, Kerem renunció al holding y le pidió a su expareja que la deje acompañarla al aeropuerto. Cuando ella se ubicó en su asiento del avión, a los pocos minutos su amado se sentó a su lado para continuar con su historia de amor.

Alí Kemal, desheredado

Don Burhan decidió dejarle su fortuna a sus cinco nietos, marginando de la herencia a su hijo Alí Kemal, a quien echó de la casa, luego de que éste le robara para saldar una deuda de juego. Junto a Füsun y sus hijas se fue a vivir a un barrio muy humilde y percibe un bajo sueldo, ya que su padre le ofreció trabajar como empleado en una de sus tiendas.

Don Burhan y doña Nadide en un viaje de placer

Los referentes de la familia se embarcarán en un viaje de placer, en el que recorrerán distintas partes del mundo

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo