El gobernador Omar Perotti encendió la mecha ayer, cuando en su discurso de asunción afirmó, en las narices de su antecesores socialistas Miguel Lifschitz y Antonio Bonfatti, que el narcotráfico en Santa Fe “se ha extendido por el desdeño estatal cuando no en un pacto de gobernabilidad directa o indirecta con el delito”. Un día después, el flamante ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Saín, ratificó y profundizó los durísimos dichos del mandatario: “Yo no digo que hubo complicidad directa del Estado con el delito, pero sí hubo desidia que a lo largo del tiempo se convierte en complicidad”, sentenció. Y agregó: “Nosotros no vamos a ser cómplices de ningún tipo de criminalidad”.

Saín dio una conferencia de prensa este jueves en la capital provincial, en la que detalló cómo será la reestructuración de su cartera y mencionó a quien se desempeñará como nuevo jefe de la Policía de Santa Fe. También dio detalles del énfasis que la nueva gestión pondrá en el control interno de la fuerza, a través de la creación de la Agencia de Control Policial, que es una reconversión de la vieja repartición de Asuntos Internos.

Munición gruesa

Pero más allá de los anuncios técnicos y formales, el nuevo ministro de Seguridad ratificó las fortísimas consideraciones que Perotti hizo en su primer discurso al frente de la Casa Gris. “Ratificamos todos los dichos del gobernador ayer; no puede haber delitos protegidos por el Estado”, apuntó Saín.

Consultado por los delitos de narcotráfico en el territorio provincial, a través del crecimiento de bandas condenadas por la Justicia como Los Monos, Saín arremetió: “Yo no digo que hubo complicidad directa del Estado, pero sí hubo desidia que a lo largo del tiempo se convierte en complicidad”.

“Cuando vos tenés un jefe de Policía que después se comprueba que es socio de un jefe narco, me parece que no hay mucho para agregar. Solo basta con leer los diarios para darse cuenta de esa realidad”, profundizó el flamante ministro, en relación a la causa Esteban Alvarado.

Saín se diferenció de la gestión anterior al afirmar que el nuevo gobierno “no va a ser cómplice de ninguna forma de criminalidad, ni por desidia ni por complicidad”. Y añadió que “Perotti no está diciendo nada nuevo, solo basta con leer los diarios para darse cuenta de lo que pasa”.

Fuerte control interno

El ministro Marcelo Saín hizo fuerte hincapié en el control interno de la Policía de la provincia de Santa Fe. A tal punto, que anunció la creación de la Agencia de Control Policial, que es una reconversión de la vieja repartición de Asuntos Internos. “Nos vamos a controlar a nosotros mismos, vamos a medir las políticas públicas de seguridad”, dijo.

“Vamos a crear por decreto el observatorio de seguridad pública, no queremos sepultar la basura debajo de la alfombra, queremos que la sociedad santafesina sepa lo que está pasando en materia de seguridad”, expresó.

Saín también reconoció complicidad entre un sector de la institución policial y el delito: “Si existe un núcleo policial que protege a esas redes criminales, la seguridad no puede funcionar bien”.

Nuevo jefe policial

El flamante responsable de uno de los ministerios más sensibles del gobierno santafesino confirmó a quien estará al frente de la fuerza policial en la provincia: “Hoy designamos a través del decreto 20 al comisario Víctor Sarnaglia, restituido al servicio activo porque estaba retirado, como jefe de la Policía de Santa Fe”. Y adelantó que “la Policía de la provincia de Santa Fe va a depender de la Secretaría de Seguridad Pública”.

En el marco de una restructuración de la cartera que ahora conduce, Saín comunicó que “el Servicio Penitenciario ya no dependerá más del Ministerio de Seguridad, sino del Ministerio de Justicia”. Y anticipó la creación de la Agencia de Investigación Criminal.

En cuanto a los ejes de gestión, el ministro de Seguridad de la provincia detalló que trabajará “la policía de seguridad por un lado, la policía criminal por otro lado, y finalmente la agencia de Control Policial”.

“Hemos creado una secretaría de Políticas y Gestión de Información, de la que van a participar universidades y la sociedad civil”, comentó el ministro. Y reforzó su idea de mantener “informada” a la población sobre lo que sucede en materia de seguridad.

Otro de los anuncios importantes de Saín, fue el armado de una subsecretaría de Bienestar y Género en la Policía, “que va a depender de mí y que va a controlar que se cumplan los derechos laborales dentro de la institución”. Y añadió: “Nos vamos a ocupar del rol de la mujer dentro de la institución policial porque entendemos que no hay garantías, que no hay una situación de igualdad y que se viven situaciones oprobiosas”.

El ministro confió que ya tuvo contactos con los nuevos intendentes de Rosario y Santa Fe, Pablo Javkin y Emilio Jatón, para empezar a consensuar la lucha contra el delito en las dos principales ciudades de la provincia.

“Creemos que hay barrios de esas grandes ciudades en los que hay que intervenir no solamente de manera policial, sino con todo un equipo de contención social para reconvertir esos lugares”, describió.

Por último, resaltó que trabajará “codo a codo” con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, designada por el presidente Alberto Fernández: “Tengo una relación muy estrecha con la nueva ministra, con quien hemos sido compañeros en la Universidad de Quilmes”, contó.

Más información

Pullaro salió al cruce de las críticas de Perotti en seguridad

Fuerte crítica de Perotti sobre la seguridad y un pedido de "cortar los vínculos con el delito"