Dejar el teléfono cargando durante toda la noche es un hábito para muchas personas que, por trabajo o por otros motivos, no pueden conectarlo para cargarlo durante el día y lo terminan haciendo mientras duermen. Y a partir de esto es que surgió el mito de que se trata de una práctica dañina para la batería.

Lo cierto es que si bien dejar el celular conectado durante muchas horas puede contribuir a un mayor desgaste de la batería, esto no supone un riesgo para el estado de la misma. 

En las baterías de iones de litio, que en la actualidad almacenan la energía de prácticamente todos nuestros dispositivos, el continuo fluir de los electrones va degradando sus componentes internos. Es decir que independientemente de cuánto cuidemos la batería de nuestro celular, esta se irá desgastando con el tiempo.

Lo recomendable es mantener la carga de la batería entre el 20 y el 80%.

Y en este sentido podemos mencionar tres factores importantes que contribuyen con la degradación de las baterías:

  • Mantener los dispositivos con la carga completa durante mucho tiempo no es lo ideal, por lo que se recomienda que las cargas máximas se mantengan en torno al 80%
  • De forma similar, si dejamos que el teléfono se descargue constantemente también estamos reduciendo la capacidad de la batería, por lo que es preferible que la carga no disminuya del 20%
  • Bien es sabido que el calor contribuye con al degradación de las baterías, por lo que no se recomienda el uso de un cargador que no sea el original de nuestro dispositivo ni dejarlo conectado bajo el sol

Volviendo a la pregunta sobre si cargar el teléfono durante toda la noche puede perjudicar la batería, hay que considerar el primero de los tres puntos ya mencionados, ya que en este caso el dispositivo permanecerá con su carga máxima durante varias horas hasta que lo desconectemos.

Algunos teléfonos incluyen una función de "carga inteligente".

Con el correr de los años los distintos fabricantes comenzaron a evaluar el estado de las baterías para minimizar su desgaste, y una de las funciones que tienen los smartphones actuales es la de optimizar los procesos de carga mientras permanecen conectados, cortando el proceso cuando llegan al 100%.

Es por esa razón que cargar el celular mientras dormimos no debería afectar el rendimiento general de la batería. Aunque sí existen otros riesgos como, por ejemplo, que el dispositivo o el cargador sufran un sobrecalentamiento o algún corto circuito que desate un incendio.

Por otro lado, algunos teléfonos de marcas como Apple y Samsung incluyen una función de "carga inteligente", que en base a los hábitos del usuario carga la batería hasta el 80% y llega hasta el 100% poco antes de que suene la alarma configurada.