Lo más importante

Central parecía perdido, pero fue guapo y rescató un punto clave ante Talleres

Los canallas corrieron siempre de atrás, perdían jugando con diez pero lo igualaron 3 a 3 en el último suspiro. Los cordobeses ganaban por Menéndez, Gandolfi y Ramis; lo empataron Martínez, Gutiérrez y Leguizamón. Teo fue expulsado. El sueño de la Copa sigue vivo
     Comentarios
     Comentarios

Rosario Central volvió a mostrar su guapeza y esta noche, ante Talleres de Córdoba, rescató un punto de oro en su sueño de meterse en la Copa Sudamericana. Por la fecha 29, anteúltima del torneo de primera división, canallas y cordobeses empataron 3 a 3, en un juego vibrante que se definió al final.

Los auriazules caían por los goles de Menéndez (7') y Gandolfi (24'), aunque Martínez descontó a los 39' y Teófilo Gutiérrez lo empardó con un polémico penal sobre el final del primer acto. El colombiano vio la roja a los 20' del complemento y Ramis colocó el 2-3 a diez del epílogo. Pero Leguizamón logró la paridad definitiva en tiempo adicionado.

Con esta igualdad, los de Paolo Montero desplazaron transitoriamente a Defensa y Justicia de la última plaza de clasificación al segundo torneo Conmebol más importante. Y si este miércoles Temperley le gana al Halcón, Central dependerá de sí mismo para lograr ese objetivo.

Se jugó con pierna fuerte y no faltaron las jugadas controvertidas (como el gol de Gandolfi, en posición dudosa, o la falta del penal sobre Carrizo) ni los encontronazos, como el que sostuvieron Teo y Pablo Guiñazú cuando acabó el primer acto y tras el 2-2.

La noche, además, fue emotiva porque significó la última vez (en este paso) de Damián Musto en el Gigante. El propio volante reconoció al final que se irá una vez concluido el certamen y los hinchas lo reconocieron con una gran ovación. También fue la última función de Teo, pero este atravesó un juego ambiguo, con festejo de gol y la roja del segundo tiempo.

Los goles


 



El por qué

Central sufrió durante toda la noche con los delanteros cordobeses y con los envíos aéreos, de donde provinieron dos de los tres goles que le convirtieron. No tuvo las luces de otros encuentros, pero lo pudo empatar gracias a su ya característica guapeza en este ciclo Montero.

En el primer acto, lucía desconcertado abajo y muy lento en la gestación. Tras los dos goles visitantes, se puso en partido gracias a un arrebato de Martínez y pudo igualarlo merced a un polémico penal que Delfino cobró sobre Carrizo y que Teo canjeó por gol.

El segundo acto fue equilibrado, con leve superioridad de la T, que ya jugando con diez por la doble amarilla al colombiano se puso nuevamente arriba por Ramis, que torció un centro cruzado. Faltaban diez minutos y nada hacía pensar que a los de Kudelka se les pudiera escapar. Pero Leguizamón fue con su fe al área y pescó un rebote luego de una mala salida del arquero Herrera,

 

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo