El intendente de Rosario, Pablo Javkin, presentó este lunes su plan de austeridad, el mismo día en que el Concejo retoma el debate en comisión del Presupuesto de la ciudad, presentado la semana pasada por los funcionarios de la Secretaría de Hacienda. Javkin anunció que ordenará a través del decreto “suspender todo gasto o servicio que consideremos prescindible”.

Entre otras cuestiones, el intendente puntualizó que no va a haber impresiones de papel y que se recortará el uso de celulares del municipio y también los traslados en autos de la Municipalidad.

“Vamos a suspender todo gasto o servicio que consideremos prescindible”, apuntó Javkin este lunes por la mañana, en una conferencia de prensa que brindó en el Palacio de Los Leones.

Luego explicó que “necesitamos destinar los recursos a los lugares que más lo precisan”.

Respecto de las proyecciones sobre el ahorro que puede determinar este decreto, el nuevo intendente de Rosario dijo que “vamos a hacer el seguimiento área por área para establecer el ahorro”.

Y añadió que “vamos a hacer un seguimiento mes por mes para establecer cuánto vamos ahorrando”.

“En algunas cuestiones hemos establecido un plazo y en otras no, pero lo que no tiene plazo es la priorización; tenemos que tener en claro que la austeridad es una norma de nuestro gobierno”, sentenció Javkin.

Javkin aclaró que con estas medidas “le damos continuidad al decreto firmado por (la ex intendenta Mónica) Fein y le agregamos algunas cosas, como por ejemplo el tope a las horas extras”.

De todos modos, aclaró que el personal municipal no dejará de hacer horas extras en las circunstancias que se necesiten: “Por ejemplo, en el verano tenemos que priorizar las partidas destinadas a la reparación de daños por tormentas o a la presencia de seguridad en puntos de gran concurrencia de gente”, señaló.

Más información

Proponen bajar 30% el sueldo de concejales rosarinos: "La sociedad nos lo está exigiendo"