El municipio reforzó los controles de tránsito en las zonas de mayor concurrencia del verano y como consecuencia de los procedimientos, en las últimas 24 horas, detectaron altos índices de alcohol al volante.

Este jueves a la tarde, un motociclista detenido en la zona de La Florida dio 3.08 gramos de alcohol por litro de sangre, un valor elevadísimo ya que es quince veces superior al máximo permitido.

Pero eso no es todo: el miércoles a la tarde un conductor de 40 años manejaba con 3.52 gramos de alcohol en sangre. Su vehículo fue incautado en Pellegrini y Oroño y trasladado al corralón municipal.

Desde la Secretaría de Control municipal indicaron que el municipio no tolerará “que se juegue con la vida” y calificaron al motociclista alcoholizado de este jueves como “irresponsable”.

En tanto, la secretaria Carolina Labayru, expresó: "Lo dijimos ante el caso del Parque Independencia y lo repetimos ahora: no vamos a tolerar este tipo de conducta en el tránsito. Como Estado municipal estamos firmemente comprometidos a erradicarla con prevención, educación y mucho control".

Controles en la ciudad


Además de las remisiones al corralón por los casos de alcoholemia, la Dirección de Tránsito municipal realizó durante la jornada un centenar de controles con un saldo de 24 remisiones en las esquinas de Mitre y San Luis y Francia y Mendoza, entre otras esquinas de alta circulación en la ciudad.

El propio intendente Pablo Javkin celebró el incremento de los controles durante este verano:

Los operativos municipales se realizan por agentes de las áreas de control en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe y este año se sumaron los integrantes de Gendarmería en algunas ocasiones.

La Secretaría de Control y Convivencia municipal extremó este verano los controles de consumo de alcohol en la zona de playa de Rosario y reiteró su pedido de «Nada de alcohol al volante»".

Más información

Denuncian la existencia de aplicaciones que alertan sobre controles de tránsito