Lo más importante

"Lo que queda sólo en tu mente": sobre la funcionalidad social de los estereotipos

El entramado de la obra que dirige Alexis Perepelycia se construye a partir de escenas que articulan video, danza, música y textos. Este sábado, a las 21, en el Túnel 4 del CC Parque España. La entrevista con el autor
0 Comentarios
0 Comentarios

Este sábado, a las 21, se presenta en el Túnel 4 del Centro Cultural Parque España (CCPE), Sarmiento y el río, la obra multimedia Lo que queda sólo en tu mente, dirigida por Alexis Perepelycia.

La trama aborda el concepto de estereotipo como centro de la organización social a partir de un “entramado” de escenas que se organizan con distintos lenguajes.

A lo largo de la obra, una mujer ejercita diversos intentos por evitar la idea de funcionalidad social. Para ello, se refugia en su imaginario, en un intento por desarrollar la potencia de su universo abstracto.

La narrativa se construye empleando un lenguaje hipertextual que articula video, a cargo de Gustavo Galuppo; música en vivo, de Alexis Perepelycia; una performance de danza, de Alejandra Valdés; y texto.

La ficha técnica se completa con la asistencia técnica de Rubén Sato, y las voces de Leonid Perepelycia y Luisina Egidi.

“La obra narra la serie de estereotipos que existen en todas las sociedades y de todo orden”, anticipó Alexis Perepelycia a Rosario3.com.

Según explicó el director, la idea surgió hace una década –aunque “con otra estética”–, a partir de “la lectura de Nietzsche” (Así habló Zaratustra) y de la ópera La belle captive, de John King.

El “entramado de la obra”, señaló el también músico, está conformada por escenas: “En cada una se narra una posición de la obra total. Y en ellas, una disciplina (música, video, texto y danza) toma el protagonismo y busca el apoyo de las otras, justamente, para completarla”.

Al ser consultado sobre si se trata de una deconstrucción en escena, el director respondió por la negativa: “Es una reverencia, como un giro a ese estereotipo”.

“Hay muchas maneras de abordar el concepto de estereotipo, y esta es una de las tantas. La idea es jugar un poco con lo maquínico de las sociedades industrializadas. Y cada una de las disciplinas toma esa idea de maquinación. Es más, hasta el ser humano puede ser pensado como una máquina”, continuó.

¿Y cuál o cuales son esos estereotipos que sobrevuelan la trama?

“Bueno, es eso que la sociedad espera de vos. La función, los distintos tipos de roles que todos cumplimos en una sociedad. Creo que podemos resintetizarlos a uno”, respondió Perepelycia.

En ese intento por “evitar la funcionalidad social” es que el arte juega su propio rol.

“Sería muy hipócrita pensar que el arte puede ser una forma de escapar a la funcionalidad social porque lo que hace es reivindicarla, pero desde el punto de vista artístico. Me refiero a que eso de que evitar o escapar a la funcionalidad es un acto atrevido. Sin embargo, creo que el artista apela a jugar esa carta, que es su carta; sigue jugando un juego reglado. Lo que esta persona hace en escena es seguir ensayando como cómo intentaría, en vano, escapar del esquema”, abundó el autor.

Durante la entrevista, Perepelycia también habló de la vigencia del texto de Niestzche hoy, “releyéndolo, sobre todo, en la sociedad en la que vivimos”.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo