El presidente Mauricio Macri anunció este miércoles “medidas de alivio” para paliar la situación económica y pidió “disculpas” por su mensaje del lunes en la conferencia de prensa que dio tras las elecciones Primarias del domingo, en un mensaje televisado desde la Residencia de Olivos. Pidió "no aflojar" y sin mencionarlo también le solicitó al kirchnerismo "no entender esto como una pelea entre enemigos, sino rivales en el marco de la democracia". Entre los anuncios económicos, prometió subir el salario mínimo y congelar el precio de la nafta por 90 días.

Pasadas las 9.30, el presidente Macri se dirigió a los argentinos con un mensaje grabado. Lo primero que hizo fue pedir perdón por sus dichos del lunes, donde responsabilizó al kichnerismo de la disparada del dólar y de la inestabilidad económica, y a quienes lo votaron.

Quiero pedirles disculpas por lo que dije el lunes; sepan que los entendí”, comenzó Macri, con un tono bien distinto al de aquel día. El lunes por la tarde el mandatario había convocado a una conferencia de prensa luego de que por la mañana, el dólar tocara los 61 pesos. 

Dijeron «no puedo más». Sintieron que durante este tiempo les exigí mucho, y que lo que les pedí fue mucho. Fue como trepar el Aconcagua y están cansados y enojados. Llegar a fin de mes fue una tarea imposible”, reconoció el presidente y por eso dijo que ahora la prioridad es “aliviarles la vida”.

En tal sentido, anunció una serie de medidas que “llevarán alivio a 17 millones de argentinos y a las Pymes que atraviesan mucha incertidumbre”. Entre ellas, anticipó el aumento del salario mínimo, de las becas Progresar, el congelamiento por 90 días del precio de la nafta, dos pagos extra de Asignación Universal por Hijo (AUH), y un plan de pagos de Afip para las medianas y pequeñas empresas por 10 años, entre otras. 

Las medidas que tomé fue porque los escuché, escuché lo que quisieron decirme el domingo”, insistió y reiteró: “Respeto profundamente la decisión de los argentinos que votándonos en el pasado en estas elecciones no lo hicieron. Entiendo su enojo, su cansancio pero les pido que no pongamos en duda el trabajo que hicimos juntos. Es demasiado lo que está en juego”.

Por otro lado, dijo que su "tarea es cuidar la gobernabilidad" y que está  siempre abierto al diálogo. Contó que habló con algunos de los candidatos del domingo, aunque no precisó quién y se mostró "24 horas disponible". "Debemos mantener líneas abiertas y no entender esto como una pelea entre enemigos, sino rivales en el marco de la democracia", dijo sobre el período de campaña que todavía sigue. 

Según el propio Alberto Fernández, el gran ganador de las Paso del domingo, Macri fue el único que no lo llamó para felicitarlo por el triunfo. Y también, entrevistado por María O'Donell y Ernesto Tenembaum, se mostró abierto abierto al encuentro con el presidente. "Si me llama, voy", había asegurado. 

Más información

Para Alberto Fernández, las medidas son “tardías” y “desesperadas”

“Sin dormir y triste” y “trepar el Aconcagua”: diez frases de Macri

Tarifas congeladas y la “solución” para los créditos UVA

El dólar oficial cerró en $63 y el riesgo país quedó cerca de los 2000 puntos