El boom del entrenamiento “Circuit training”

Es uno de los métodos más utilizados y que mejores resultados proporcionan. Te contamos de qué se trata y cómp podés aplicarlo a tu actividad física

     Comentarios
     Comentarios

Deportistas y aficionados están buscando siempre la manera de ponerse en la mejor condición física posible ahorrando tiempo, sea con vistas a nuevos objetivos tanto estéticos como para las próximas competencias. Además, el tipo de entrenamiento debe ser lo suficientemente intenso para ser efectivo y, por supuesto, variado y divertido para mantener la motivación. Frente a esta necesidad nace la tendencia del fitness que está causando furor esta temporada, conocida como el circuit training o entrenamiento en circuito.

 

¿Circuit training?

 

El circuit training consiste en realizar un circuito de diferentes ejercicios en los que se trabajan grupos musculares diferentes. Una de las ventajas de este tipo de entrenamiento es que la variedad en la rutina consigue que, a pesar de requerir de una gran cantidad de esfuerzo, dé la sensación de mayor facilidad frente a entrenamientos más monótonos como permanecer 45 minutos en la cinta de correr, por ejemplo.

 

Características principales

 

- Se trata de un método polivalente y/o complementario.

- Por norma general puede contener entre 4 y 12 estaciones.

- Se suelen dar en 2 y 4 vueltas.

- Se lleva a cabo entre 3 y 6 días semanales.

- En los entrenamientos deportivos dirigidos a la competición es ideal durante el período preparatorio debido a que no desarrolla ninguna capacidad al máximo.

- Es muy importante para la adquisición de la condición física general.

- Cuando se trabaja se deben alternar los grupos musculares.

 

Organizate antes de empezar

 

El objetivo de este entrenamiento es mejorar la velocidad, el desarrollo muscular y la resistencia cardiaca. Para eso, podés realizar un circuito de ejercicios con pesas, con aparatos del propio gimnasio o ejercicios libres.

Si querés realizar tu propio circuit training debés organizarlo con antelación, sabiendo los ejercicios que vas a hacer para no perder tiempo entre ejercicio y ejercicio. El circuito puede constar de 4 a 12 ejercicios.

¿Cuántas vueltas? Entre dos y cuatro sería lo ideal. Aunque no descansés entre ejercicio y ejercicio, lo podés hacer al terminar cada vuelta. Pará de uno a tres minutos y aprovechá para hidratarte y beber agua.

 

Ejemplos de circuit training

 

Cada sesión de entrenamiento se divide en 3 fases, cada una de ellas dedicada a un grupo de músculos. Por ejemplo: piernas y glúteos en el primero, espalda y zona abdominal en el segundo y, por último, hombros, pectorales y brazos. Dentro de estos circuitos se realizarían una decena de ejercicios diferentes y de 10 a 15 repeticiones por cada uno. El entrenamiento incluye máquinas, pesas, sogas o movimientos en los que solo interviene el propio cuerpo para fortalecer los músculos a través de sentadillas, planchas, abdominales o escaladores.

Cada circuito se puede adaptar en función del nivel físico de cada persona, al igual que el número de ejercicios que intervienen en cada fase. De esta forma, se puede comenzar con el circuit training a través de sesiones de veinte minutos con una rutina más reducida, tanto en tiempo como en esfuerzo, y aumentar la dificultad progresivamente hasta ser capaz de finalizar un entrenamiento de 45 minutos.

Un método amoldable a cada mujer con el que tonificar todo el cuerpo de forma eficaz y sin caer en la monotonía, un requisito fundamental para completar cualquier plan de puesta en forma.

 

¡Animate!

Comentarios