Lo más importante

Correa la rompió, pero Argentina apenas empató con Panamá

El delantero rosarino marcó los dos tantos de la selección juvenil en el debut del certamen en Nueva Zelanda, pero los panameños, dirigidos por un técnico argentino, lograron el empate en los últimnos minutos del partido. Sabor amargo para los de Humberto Grondona

0 Comentarios
0 Comentarios

El rosarino Angel Correa marcó los dos tantos del equipo de Humberto Grondona, a los 14 minutos de la primera parte y 33 de la segunda, pero los panameños, dirigidos por el argentino Leonardo Pipino, consiguieron la igualdad cinco minutos después de cada conquista albiceleste a través de Jhamar Rodríguez y Fidel Escobar.

Argentina, ganador del Sudamericano de Uruguay en febrero pasado y máximo campeón de la categoría con seis títulos (Japón 1979, Qatar 1995, Malasia 1997, Argentina 2001, Holanda 2005 y Canadá 2007), tendrá como próximo rival a Ghana el martes a las 4 y cerrará su participación en la zona ante Austria, el viernes 5 a la 1, siempre en el mismo estadio de la capital neozelandesa.

En el ansiado estreno mundialista, el conjunto argentino expuso algunas variantes de su nutrido menu ofensivo, a partir de la convivencia de jugadores virtuosos, pero también evidenció grietas de mitad de cancha hacia atrás que lo privaron de la esperada victoria.

Una combinación entre Tomás Martínez y Correa antes del cuarto de hora derivó en la apertura del marcador con un derechazo de primera del ex San Lorenzo, luego de una doble pared por el sector derecho del ataque.

Sin embargo, cuando el gol parecía generar un escenario de tranquilidad para el conjunto argentino, Rodríguez estableció la sorpresiva igualdad con un remate de 35 metros dirigido al ángulo superior izquierdo del arco defendido por Augusto Batalla.

Desde entonces, Panamá se mostró como un rival ordenado tácticamente, prolijo en la administración de la pelota y sin complejos para animarse a atacar a un rival superior en jerarquía individual.

El primer tiempo terminó en un marco de paridad en el juego, con Argentina volcado a la búsqueda del segundo tanto, pero en el inicio del complemento Panamá dio una muestra de su peligrosidad cuando Carlos Small conectó en el área una volea de derecha y generó una notable atajada del arquero de River Plate.

Para ganar verticalidad, Grondona dispuso el ingreso del delantero Cristian Espinoza por su compañero de Huracán Romero Gamarra y más tarde introdujo al mediocampista de Boca Andrés Cubas por el lesionado Lucas Suárez, lo que forzó el retraso de Nicolás Tripichio a la defensa.

Las primeras variantes no modificaron el desarrollo del partido, que se consumía con relativa tranquilidad para los panameños. En ese lapso, sólo una jugada personal de Correa por el costado izquierdo, que terminó con un remate desviado, fue un llamado de atención en la valla de Jaime De Gracia.

La última apuesta argentina fue la incusión de Cristian Pavón por Emiliano Buendía, de poca incidencia en el partido. Se cumplían 27 minutos cuando el seleccionado "albiceleste" contó con una doble ocasión de Tomás Martínez, que primero tapó el arquero y luego se esfumó con el cruce providencial de un defensor.

Enseguida, un cabezazo de Tiago Casasola y otro de Facundo Monteseirín acentuaron el acoso argentino sobre la valla centroamericana, que Correa volvió a doblegar con absoluta libertad en la puerta área luego de una aparición de Espinoza por el sector derecho del ataque.

Pero los chicos argentinos no aprendieron la lección de la primera etapa y cinco minutos más tarde, Panamá llegó nuevamente al empate con una incursión de Escobar, quien pisó el área sin marcas y sometió a Batalla de derecha.

Y para peor, el equipo de Pipino tuvo una ocasión inmejorable para ganar el partido cuando Small, a poco de cumplirse el tiempo reglamentario, rompió la línea defensiva argentina con un pique, quedó mano a mano con el arquero y remató desviado en una jugada que paralizó los corazones argentinos.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo