Herrera develó el motivo de su polémico festejo en el clásico

El delantero de Central fue blanco de las críticas y el enojo de jugadores e hinchas de Newell's. Pero en Radio 2 aclaró el porqué de esa celebración
     Comentarios
     Comentarios

Germán Herrera fue uno de los héroes canallas en la victoria clásica del domingo en el Parque. Pero quedó en el centro de las críticas y el enojo de jugadores e hinchas de Newell's por su polémico festejo del tercer gol: cuatro dedos levantados de la mano derecha.

"Esa es la manera en la que siempre festejo mis goles. Y es la dedicatoria a los cuatro integrantes de mi familia: cuando tenía el primero, lo festejaba con dos dedos; cuando llegó Martina, con tres; y ahora con Thiago, son cuatro. Lo pueden ver en todos los goles anteriores", explicó en Zapping Sport.

El chaqueño agregó en Radio 2 que "los muchachos de ellos se incomodaron porque pensaron que era una cargada: algunos lo entendieron. Le tengo gran respeto a Newell's: no tengo nada contra ellos. Además, en esta sociedad hay mucha violencia y debemos respetarnos más entre todos para mejorar. No fue mi intención cargarlos".

Herrera comentó además que a Newell's "ya le había convertido con San Lorenzo y con Gimnasia. Me había tocado en el Gasómetro y en el Único, y este lo disfruté mucho por mí y por mi familia también".

"Fue un triunfo que fuimos a buscar: lo pudimos manejar de principio a fin, pese a que hubo algunos sobresaltos al final porque estábamos con uno menos y ellos habían descontado. Pero por suerte pude convertir ese gol y fuimos justos ganadores", aportó.

Finalmente, se refirió a Paolo Montero: "Por suerte lo conocí como jugador en mis comienzos y se brindó muy humildemente con nosotros. Siendo técnico no cambió nada. Tienen muchas ganas de seguir creciendo, va por buen camino y ojalá pueda conseguir grandes cosas".

Comentarios