Gigantescos atunes están siendo arrastrados a la costa en Nueva York en Estados Unidos. Este tipo de pez azul solía ser difícil de rastrear. Rockaways y Jones Beach lograron pescarlos y las fotos se volvieron virales en la red.

El pez azul, que puede crecer 4 metros de largo y pesar hasta 900 kilos, generalmente se encuentra entre 40 y 100 millas de la costa, pero ahora se captura a solo una milla de la playa.

Los pescadores sorprendidos afirman que vieron un aumento en el tamaño del atún desde principios del verano y dicen que ahora pescan regularmente entre 200 y 300 kilos, informó New York Post.

Kyle Colesanti, de 29 años, dijo que estuvo apuntando a los peces durante tres meses y tuvo éxito en su búsqueda; comparó la captura del pez azul con un escenario de "Tiburón".

"Los barcos atrapaban a los 'fantasmas' ocasionales, que es lo que siempre llamamos atún porque los veíamos, saltando y reventando en la superficie, pero nunca los atrapábamos", dijo. Otro pescador llamado Richard Colombo, de 43 años, decidió perseguir el atún rojo del Atlántico por primera vez este verano. "Nunca los habíamos atrapado así", le dijo al medio que lo entrevistó.

Por su parte, después de meses de intentos fallidos, Colombo finalmente pudo capturar a la rara criatura marina en agosto.

"Para la segunda semana de agosto, todo el mundo se dio cuenta, y fue entonces cuando se vieron como 150 botes". Al explicar la emoción detrás del nuevo fenómeno, agregó: "kilo por kilo, es el pez luchador más fuerte que se puede pescar", según publicó Daily Star.