Horacio Yannotti fue designado secretario general del Sindicato de Peones de Taxis el sábado pasado, durante la polémica asamblea que determinó el desplazamiento de Horacio Boix. Desestimó las declaraciones del dirigente investigado por la Justicia, quien confió en que retornará a su actividad gremial y en ese sentido, reforzó el peso de las denuncias en su contra relacionadas a la malversación o desvío de fondos cercanos a los 3.750.000 pesos. Pidió apurar los tiempos de la causa en cuestión.

En declaraciones al programa Radiópolis (Radio 2), Yannotti defendió la validez de la asamblea que lo nombró nuevo secretario de los peones de taxi en Rosario.Los afiliados vinieron en forma numerosa a decirle no a la gestión de Boix y a votar por una forma transparente y equitativa de sindicalismo, de un sindicalismo que esté en la calle con los trabajadores”, sostuvo.

Consultado sobre lo expuesto por Boix en relación a su regreso al sindicato, advirtió: “Estamos acostumbrados a que prometa que va a volver, el investigado es él. Tendría que estar preocupado por si va a volver a su casa porque el faltante existe y siguen llegando pruebas” dijo y precisó: “Llegan resúmenes de tarjetas, facturas de compra de motos, tenemos para juntar y seguir juntando”.

En relación a las acusaciones –también por irregularidades económicas– vertidas por el ex secretario en su contra, observó: “Son manotazos de ahogado, el investigado es él, no nosotros”, subrayó y recordó que su mandato vence en 2023.

Yannotti confirmó que siguen con custodia policial por las balaceras en su contra y se refirió a la investigación en contra de Boix: “El faltante (de dinero) existe. El fiscal ya debería pronunciarse", opinó y aseguró que la Justicia cuenta con pruebas suficientes.

Más información

Horacio Boix fue destituido del Sindicato de Peones de Taxis por amplia mayoría

Este sábado se define el futuro del sindicato de Peones de Taxis