Lo más importante

“Algunos quieren que gobierne Argentina como si fuera Disney”

La presidenta brindó una entrevista a una cadena de TV rusa y aseguró que ve “un componente misógino en la sociedad”, pero lo relacionó con “los intereses que defiende”. Dijo que no tiene “favoritos” para las internas del FPV e hizo un balance de los acuerdos firmados con Vladimir Putin

0 Comentarios
0 Comentarios

Cristina Fernández de Kirchner le puso punto final a su visita oficial a Rusia, donde firmó convenios energéticos con el presidente de ese país, Vladimir Putin. En una extensa entrevista que brindó a una cadena de televisión rusa, la jefa de Estado hizo un repaso por las decisiones más fuertes que tomó el kirchnerismo en la última década, ironizó con Disneylandia para contrastarlo con lo que significa gobernar a la Argentina y confesó que no tiene un candidato predilecto para las próximas internas del Frente para la Victoria: “Favoritos tenían los reyes”, deslizó.

"Si uno de repente llegara a gobernar Disneylandia, seguramente la querrían todos. Ahora, si te tocó gobernar un país como la República Argentina, como le tocó a Néstor Kirchner en 2003, con un 25% de desocupación, con una deuda del 160% de tu PBI, con demandas sociales, con 54% de pobreza y demás, obviamente cuando comenzás a superar eso y empezás con una proceso de redistribución de la riqueza para impulsar el crecimiento del país, vas a despertar algunas opiniones contrarias”, argumentó Cristina.

"Si hubiera hecho todo lo que los factores de poder quieren, me hubieran alabado y hubieran dicho «qué mujer tan inteligente». Como además de ser mujer no hago lo que ellos quieren, obviamente es doble pecado”, describió la jefa de Estado en diálogo con una emisora televisiva de Moscú.

Y luego agregó: “El componente misógino en la política todavía está, pero tiene que ver más con los intereses o con el proyecto político que uno representa. Margareth Tatcher también era mujer, sin embargo era aceptada muy amablemente. Eva Perón era una mujer atacada porque llevaba la bandera de los humildes".

Fue llamativa la respuesta de la máxima mandataria argentina cuando le preguntaron sobre su predilección entre los candidatos a presidente por el Frente para la Victoria: “No tengo favoritos; favoritos tenían los reyes”, indicó.

“Yo no empecé en política siendo presidenta, ni duputada. Nosotros decidimos recuperar la administración de los fondos de los trabajadres, que estaban en manos de las AFJP, que cobraban comisiones multimillonarias, el Estado se hacía cargo de la jubilaciones y la gente no tenía posibilidades de ser incluida en el sistema previsional. Obviamente, si vos le sacás el negocio a unos pocos que se llevaban comisiones por 75 mil millones de pesos, esos no te van a a querer, pero bueno, son los riesgos cuando uno adopta determinadas posiciones políticas", ejemplificó.

"Y lo mismo es como país. Cuando uno dice no a los centros de poder financiero, por ejemplo, cuando Argentina decide reestructurar su deuda externa dice: podemos pagar esto y no podemos pagar más, porque creemos que nos tenemos que hacer cargo de una parte de la deuda pero hay otra parte de la que se tienen que hacer cargo los que especularon y fueron al país a colocar fondos a una tasa anual del 15% en dólares cuando en el resto del mundo se pagaba el 2%”, destacó la presidenta.

Y a continuación señaló que “si el capitalismo es riesgo, nosotros asumimos una parte, y ustedes asuman la otra. Aunque de todos modos pagamos más que Enron, que cuando quebró pagó 10 centavos por cada dólar de sus accionistas".

En la entrevista hecha en Moscú durante su visita a Rusia, Cristina habló también de la reforma de la Justicia y dijo que es "una de las cuentas pendientes" aunque aseguró que "más temprano que tarde la reforma va a ser llevada a cabo porque es una demanda de la sociedad".

Balance

Al retirarse del hotel Four Seasons de Moscú para emprender su regreso a Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó la importancia del acuerdo suscripto con Rusia que “posibilitará el intercambio comercial en monedas de ambos países” y sostuvo que esos convenios sirven "para no estar atados al dólar".

Por otra parte, anunció que ingresaron a las reservas del Banco Central las divisas correspondientes al Bonar 24 que emitió el gobierno, licitado -en principio- por 500 millones de dólares, pero que las ofertas superaron esa cifra llegando a los 1.850 millones, y que el gobierno decidió aceptar hasta 1.416 millones.

En tanto, la primera mandataria señaló la necesidad que tiene Rusia de comprar alimentos debido a las sanciones que le aplicó la Unión Europea por el conflicto con Ucrania. Al respecto, se diferenció de lo actuado por los países europeos y dijo: "Son sanciones que condenamos porque no conducen a nada".

Entre los acuerdos rubricados con su par Vladimir Putin, Cristina destacó la construcción de la represa Chihuido I en forma conjunta, que "viene a reafirmar la larga tradición" en la relación de ambos países para "la construcción de generación eléctrica" y "dar un paso más profundo".

Asimismo, remarcó la firma del convenio que prevé la construcción de la sexta central nuclear, y mencionó "la capacidad de la Argentina en la cuestión de energía nuclear con fines pacíficos, medicinales y energéticos".

En tanto, Cristina agradeció el "apoyo histórico" de la Federación Rusa a la Argentina en la cuestión Malvinas para que se cumpla la resolución de las Naciones Unidas, que busca que el Reino Unido "se avenga a sentarse en la mesa de diálogo".

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo