Lo más importante

Calmar los dolores con aceites esenciales

Los aceites esenciales presentan unos mecanismos de acción más específicos que proporcionan más afinidad en la localización y el tipo de dolor

0 Comentarios
0 Comentarios

Por norma general estamos acostumbrados a tratar con los mismos fármacos cualquier tipo de dolor del día a día. Los AINES (Antiinflamatorios No Esteroideos), entre los que se encuentra el ibuprofeno, se emplean tanto para un dolor de cabeza como para una odontalgia, una neuralgia, un dolor menstrual o un esguince.

Si los dolores son respuestas del cuerpo, originadas en los centros sensoriales de nuestro sistema nervioso, es natural que aquellos productos que provoquen un relajamiento mental sean entonces muy útiles para combatir dichos síntomas.

Los  aceites esenciales presentan unos mecanismos de acción más específicos que les proporcionan especial afinidad por determinados tejidos. Por este motivo, la localización y el tipo de dolor nos indicarán a qué planta recurrir. Hay que destacar que todos ellos son compatibles con los tratamientos convencionales, de hecho permitirán reducir la dosis de los mismos como resultado de la analgesia.

Cada aceite esencial posee una aplicación particular, y posee efectos diversos en los sectores de nuestro cuerpo. Además, los aceites esenciales y su percepción pueden ayudarnos a encontrar calma, equilibrio, y así, mejorar también nuestro estado emocional y anímico, lo que nos permite acelerar el proceso de sanación de malestares y dolencias físicas.

Dolor de muelas

El aceite esencial de clavo (Eugenia caryophyllata) se emplea sobre todo para tratar el dolor de muelas o en caso de extracción dental. Al ponerlo en contacto con la boca produce un efecto anestesiante inmediato, (el área se queda “dormida”) que puede prolongarse durante varias horas. Su aplicación es tremendamente útil, pero debe tenerse cuidado puesto que puede irritar la piel. Para evitarlo, se deben aplicar tan sólo 2 gotas con ayuda de un bastoncito de oídos que se debe dejar adherido a la zona dolorida unos segundos. Puede volver a aplicarse en cuanto se vuelva a precisar.

Tanto las mujeres embarazadas como los menores de 6 años y, en general, cualquier persona con la boca sensible deben evitar este aceite esencial, remplazándolo por el de laurel (Laurus nobilis), de efecto más suave.

Dolores menstruales

El aceite esencial de elección para tratar los dolores menstruales es la albahaca exótica (Ocimum basilicum ssp basilicum). Basta diluir 2-3 gotas en un poco de aceite vegetal o de crema hidratante y masajear la zona del pubis. Puede repetirse la aplicación hasta 4 veces al día si es preciso. Este empleo no tiene ninguna contraindicación y puede complementarse con las cápsulas Oleocaps 5 de laboratorios Pranarôm. Además también puede aplicarse para aliviar dolores gastrointestinales, especialmente si son de tipo cólico o si cursan con flatulencia.

Dolor de cabeza

Los molestos dolores de cabeza, ya sean ocasionales o recurrentes como la migraña, pueden aliviarse con varios aceites esenciales. El más comúnmente utilizado es el de menta de campo (Mentha arvensis), apto para mayores de 30 meses y para mujeres embarazadas. En el momento de aplicar 2 gotas en la zona de la sien y/o nuca se notará un alivio y frescor inmediatos. Su aplicación puede repetirse prácticamente a demanda.

Este frescor se puede aprovechar para los dolores que causa un herpes simple o zóster, cualquier tipo de neuralgia o incluso una ciática o un esguince. Cuando se desee aplicar en una zona extensa es preferible que se diluya previamente un par de gotas en un poco de aceite vegetal o de crema hidratante.

Molestias musculares

Por último, y no menos importante, el aceite esencial de romero quimiotipo alcanfor (Rosmarinus officinalis quimiotipo alcanfor), un analgésico y relajante muscular idóneo para las contracturas, agujetas, tortícolis y otras molestias musculares. Proporciona un cierto efecto calor que se puede aprovechar para el calentamiento muscular. Se recomienda aplicar diluido en un poco de aceite vegetal o crema, o bien en el spray Aromalgic o el aceite de masaje Aromalgic, preparados por laboratorios Pranarôm para facilitar su aplicación. Este aceite esencial está desaconsejado durante el embarazo y en menores de 3 años.

Fuente: www.imujer.com - comohacerpara.com - www.lavanguardia.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo