Cáncer de mama: la importancia del control y el tratamiento adecuado

Una mujer cada ocho tiene chances de desarrollar la enfermedad. La importancia de la consulta a tiempo

     Comentarios
     Comentarios

El cáncer de mama es de mayor frecuencia y mortalidad en la población femenina en la Argentina. Se diagnostican 19 mil nuevos casos por año en la Argentina: una mujer cada ocho tiene probabilidad de desarrollarlo.

No existe la prevención primaria, ya que es una entidad multifactorial y en un porcentaje de casos hay un componente heredofamiliar. Por eso es muy importante la consulta y el control con el mastólogo antes de que la mujer pueda palparse ella misma, obteniendo tasas de curación mayores al 90%.

Durante la semana del 22 al 26 de setiembre y en relación al mes de concientizacion del cáncer de mama se realizaron consultas a libre demanda y estudios por imágenes a mujeres en el Servicio de Patología mamaria del Hospital Provincial del Centenario. Concurrieron aproximadamente 200 mujeres como fiel reflejo de la mayor conciencia en el control y la detección precoz.

También en el mes de octubre se realizaron las jornadas internacionales de mastología, con la presencia de prestigiosos profesionales nacionales y extranjeros, donde se abordaron las últimas actualizaciones en cuanto al tratamiento de dicha patología.

Tan importante como es la detección y el tratamiento oncológico es la reconstrucción de mama. Las técnicas han evolucionado favorablemente en las últimas décadas, como también han cambiado radicalmente las indicaciones para realizarlas. Tiempo atrás no recomendaban la reconstrucción porque se pensaba que alteraba la terapia oncológica o podría enmascarar una recidiva.

Se ha demostrado científicamente con muchos estudios que no altera ni retrasa el tratamiento oncológico. Hasta, contrariamente, beneficia el tratamiento de la enfermedad. Actualmente la mujer sometida a una cirugía de cáncer de mama puede vivir con una mama reconstruida con un aspecto muy natural.

Las diferentes técnicas de reconstrucción como las modernas prótesis, la lipotransferencia (uso de la propia grasa por liposucción) y los vigentes colgajos han demostrado mejorar los resultados de las cirugías reconstructivas, mejorar la autoimagen y por consiguiente la calidad de vida de las pacientes con cáncer de mama.
 

Comentarios