Lo más importante

Claves para evitar futuros problemas de audición

Según estudios, 7 de cada 10 personas conviven diariamente con ruidos que superan los límites de tolerancia
0 Comentarios
0 Comentarios

Aunque es cierto que los problemas auditivos son más frecuentes en las personas de avanzada edad, nos pueden sorprender en cualquier momento de la vida, haciéndonos creer que todo está perdido para seguir llevando una vida normal. Por ello, para que estar mejor informado al respecto y puedas prevenir una eventual afección, a continuación te damos una serie de claves que te ayudarán a evitar futuros problemas.

Seleccioná bien tus auriculares

Muchas personas usan durante gran parte del día auriculares para escuchar música desde su celular o reproductor mp3. Esta práctica eleva el tiempo en el que nuestros oídos se exponen al ruido, lo cual acumulativamente puede provocar problemas auditivos.

Para prevenirlos o minimizarlos, un consejo útil es escuchar música con auriculares grandes en vez de audífonos pequeños que se introducen en la oreja. Ello facilitaría la salida del ruido y disminuiría su impacto directo en el oído.

En ese sentido, también resulta importante mantener niveles de volumen razonables.

Utilizá protecciones auditivas

Según estudios, 7 de cada 10 personas conviven diariamente con ruidos que superan los límites de tolerancia. Este hecho a corto plazo puede no pasarnos factura, pero a largo plazo puede hacernos sufrir futuros problemas de audición.

Por ello una de las recomendaciones es optar por el uso de protecciones auditivas, gracias a que en el mercado encontramos una enorme gama de productos de este tipo que se adaptan a diferentes ambientes. Con las protecciones no solo nos aseguramos un futuro saludable auditivamente hablando, sino que ganamos calidad de vida en el presente. Esos ruidos molestos diarios alteran nuestro estado de ánimo, aunque no nos demos cuenta.

La televisión a un volumen adecuado

Hoy en día se consume mucha televisión y en ocasiones a volúmenes que pueden resultar tan dañinos como el ruido proveniente de un auricular, independientemente de que el altavoz de la TV es abierto y, en consecuencia, menos nocivo.

Por ello, para prevenir la pérdida auditiva otro aspecto clave es ver televisión a volúmenes no excesivos.

Desechá los hisopos

Resulta preocupante ver cómo se venden los hisopos para limpiar oídos, cuando lo recomendado por los otorrinos es no meter nunca nada en ellos. Por tanto, hacé caso a los médicos y tirálos, ya que estos dañan las paredes internas del oído y lejos de sacar el cerumen del oído, lo cual no debe hacerse porque es un mecanismo protector del mismo, lo acumula en el tímpano, formando tapones que pueden dificultar la audición.

Revisá tus oídos periódicamente

Una sana costumbre para prevenir problemas auditivos es acudir periódicamente al otorrino, al menos una vez al año para revisar nuestros oídos.

Igualmente, resulta oportuno acudir al médico apenas se percibe que se oye menos que antes, ya que para tratar adecuadamente cualquier problema una visita a tiempo puede ser la clave, porque ayuda a evitar problemas futuros.

Cuidá de tus niños

Si tenés niños en el núcleo familiar debés saber que en ocasiones se dificulta el distinguir si tienen problemas auditivos de su falta de atención o interés. Para diferenciar entre una cosa y otra, y en tal sentido actuar, un consejo útil es bajar el volumen de la televisión y ver si como consecuencia el o los pequeños se ven obligados a acercarse para escucharla con claridad.

Factores genéticos y ambientales

La pérdida de audición, si bien puede deberse a factores genéticos, cada vez es más ocasionada por factores ambientales como el ruido asociado a prácticas y actividades económicas contemporáneas. De hecho, debido a esto los problemas auditivos se presentan cada vez en edades más tempranas, de ahí la importancia de conocer sobre las afecciones más comunes para prevenirlas y enfrentarlas.

Fuente: saludalia.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo