Lo más importante

Cómo saber si una persona tiene Parkinson

Esta enfermedad se caracteriza por la falta de producción en el cerebro de la sustancia química “dopamina”, la responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo de una persona
0 Comentarios
0 Comentarios

El Parkinson es una enfermedad neurológica cónica que se caracteriza por producir dificultades en el andar, temblores, rigidez en los músculos, deterioro del equilibrio, lentitud en los movimientos, entre otras cosas.

Generalmente afecta a personas mayores de 55 años, es una enfermedad crónica, cuyo tratamiento depende de las características de cada persona en particular. 

Características de una persona que  tiene Parkinson

Inicio lento. El Parkinson tiene un inicio lento que se caracteriza por temblores lentos y dificultades para levantarse de una silla. El habla y la escritura comienzan a ser pausadas. Aparece el cansancio y la irritabilidad.

- Falta de expresión. A medida que la enfermedad avanza, se puede distinguir una falta de expresión en la cara, disminución notoria de los movimientos de las piernas y/o de los brazos.

Temblor. Comienza siendo un temblor en la mano, aunque después puede afectar otras zonas. Éste aparece cuando la persona está en reposo, sin embargo cuando las personas realizan un movimiento voluntario, el temblor no es tan notorio.

- Rigidez. Los músculos se tensionan y se contraen, perdiendo de esta manera el movimiento espontaneo y la flexibilidad muscular.

- Lentitud en los movimientos. Aquellos movimientos que antes eran automáticos, como por ejemplo, sostener los cubiertos para comer, ahora son movimientos dificultosos. Este es el síntoma más incapacitante.

Falta de estabilidad. Hace que las personas se inclinen hacia adelante y hacia atrás, y se caigan fácilmente. Para tratar de mantener la estabilidad, dan pasos cortos y rápidos, o al contrario se quedan absolutamente quietos.

- Dificultades para comer. Debido al mal funcionamiento de los músculos, la acción de tragar y masticar se ven afectadas, siendo frecuente que se atraganten o que se baben durante éste proceso.

Estreñimiento o incontinencia. Como consecuencia del mal funcionamiento de los músculos intestinales.

​- Trastorno del sueño. Son comunes las dificultades para conciliar el sueño, las pesadillas, el sueño súbito durante el día.

- Fatiga y cansancio. Debido a la cantidad de energía que se gastada durante el día, ya sea debido al estrés muscular, o al excesivo esfuerzo para realizar los movimientos.

Depresión. Es muy común en el Parkinson y suele ser de los primeros síntomas que aparecen. Generalmente, la depresión suele ser combatida con antidepresivos.

Ninguno de estos signos o síntomas por separado deben preocupar, sin embargo, si se padece más de uno, se deber consultar al médico. El diagnóstico temprano puede ayudar a tener una vida más larga y saludable.

 

Fuente: salud.uncomo.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo