Lo más importante

Educar en tiempos de Inteligencia Artificial

Un nuevo mundo emerge y los educadores se preguntan qué es lo que deberían aprender los alumnos puesto que, cada vez más, la inteligencia artificial y los robots se están presentando a la mayoría de los puestos de trabajo que actualmente ocupa el ser humano
0 Comentarios
0 Comentarios

La inteligencia artificial está participando en el autoaprendizaje y haciendo avances en los descubrimientos– DARPA acaba de anunciar un robot entrenado para cocinar por sí mismo viendo vídeos de YouTube y la startup de biotecnología, Berg, está llevando a cabo estudios en humanos con un medicamento contra el cáncer identificado por la inteligencia artificial

.Si bien es obvio que los alumnos deben aprender habilidades por un mundo lleno de tecnología, lo que es menos obvio es que los humanos también tienen que estar aprendiendo habilidades sociales y emocionales.

La mayoría de los empleos en el futuro probablemente se especializarán en la inteligencia social y emocional. Si bien es fácil de asumir que los seres humanos con habilidades técnicas tendrán mayor facilidad de empleabilidad en el futuro, lo contrario puede ser cierto. Esto es porque las máquinas están reemplazando trabajos técnicos, mientras que los empleos que requieren altos niveles de habilidades sociales están aumentando rápidamente.

A medida que nuestros problemas globales se vuelven más complejos, debemos desarrollar nuestras habilidades humanas de carácter, el carisma, la integridad y el liderazgo en la misma proporción. Estas habilidades son más difíciles de aprender, pero pueden ser adquiridas modelizando roles, a través del mentoring y el trabajo en entornos en los que tales habilidades se priorizan, protegen y difunden. La lectura de las autobiografías de los grandes líderes, la participación en prácticas en el sector social y el estudio de la filosofía y la ética también son útiles.

Es interesante pensar si los robots y la inteligencia artificial podrían desarrollar algún día habilidades sociales humanas. Un gran número de investigadores está programando robots para mostrar empatía e involucrarse en conductas de cuidado (por ejemplo, para ayudar a las personas mayores.) Algunos argumentan que la inteligencia artificial será mejor que los humanos en la resolución de problemas sociales mediante la optimización de variables complejas y a la hora de determinar la mejor solución en tiempo óptimo. Una vez que los coches robóticos estén online, por ejemplo, van a reducir drásticamente el número de muertes en carreteras, eliminando el error humano.

A veces, sin embargo, nos encontramos con retos cuya solución no puede ser totalmente optimizada. Quizás ambas opciones son igual de buenas o de perjudiciales, o es difícil de evaluar las consecuencias de las consecuencias de las consecuencias. Cuando los seres humanos se enfrentan a este tipo de decisiones difíciles, el filósofo Ruth Chang afirma que ya no podemos usar la lógica. En cambio, cualquier decisión que tomamos es una elección acerca de quiénes somos y qué tipo de persona queremos llegar a ser. Ésta es la forma en la que construimos el carácter.

¿Será la inteligencia artificial, cuando se enfrenta a situaciones más allá de la lógica, capaz de reflexionar sobre quién es y quién quiere ser? ¿O será por defecto una elección al azar? Tal vez éste es el verdadero test de Turing. Pero por ahora, nuestro carácter es algo que nos hace exclusivamente humanos y será fundamental en guiarnos a través de nuestro futuro incierto.

Fuente: Fundación Telefónica

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo