Lo más importante

Francisco llamó a un niño enfermo que le escribió desde Río Gallegos

El Papa se comunicó con Benicio el sábado 9 de abril, tras recibir su mensaje en el que le pedía que rezara por su salud. El nene tiene un tumor cerebral y recibe quimioterapia. Su mamá aseguró que el llamado “llenó de bendiciones la casa”

0 Comentarios
0 Comentarios

El Papa se comunicó el 9 de abril pasado a Río Gallegos, donde vive Benicio, un niño que le mandó una carta en medio de un tratamiento de quimioterapia. El llamado llenó de esperanza a la criatura y a su familia. “Quiero pedirte que reces por mi así la Virgen María y Dios me curan y bendicen a mi doctora Mercedes que me está curando”, le escribió. Francisco le dijo que lo tenía en sus oraciones.

En diálogo con el programa A Diario (Radio2), Analía, la mamá de Benicio, contó que el nene de 9 años fue operado de un tumor cerebral y, actualmente, transita la segunda fase de quimioterapia. “Le escribimos en abril, cuando volvimos a casa y estábamos más tranquilos. Él estaba mejor, me pidió que a escribiera y nosotros lo ayudamos con las ideas para plasmarlas en el papel”, señaló.

“Hola papa Francisco, me llamo Benicio y tengo 9 años. Hace 5 meses me enferme tuve mareos y no podía ver bien, me internaron y me llevaron a Buenos Aires. Tengo un tumor en una parte del cerebro que se llama tronco, me operaron y sacaron la mitad hice radio terapia y sigo con quimio que es feo pero no importa.

Quiero pedirte que reces por mi así la Virgen María y Dios me curan y bendicen a mi doctora Mercedes que me está curando.

Te quiero mucho papa Francisco y me gustaría conocerte y darte una abrazo.

Chau

Benicio”, se leía en el mensaje que llegó al Vaticano gracias a la ayuda de un sacerdote del lugar.

Su mamá contó que Benicio está al tanto de su estado de salud y que se siente cercano a Francisco desde su asunción. Por eso, significó tanto que, ese sábado 9 de abril, el mismo Papa lo llamara a su casa. “Sonó el teléfono a las 10, atiendo yo –recordó Analía, aún emocionada– y me dice una voz si hablaba con la casa de Benicio. `Soy el Papa Francisco', me dijo y a mí me temblaron las piernas. Me dijo que necesitaba hablar con él y lo fui a buscar porque estaba jugando”.

Benicio tuvo una conversación con Francisco. “Hablaron, le preguntó cómo estaba, le dijo que iba a rezar, que el milagro lo iba a recibir, le mandó bendiciones. Benicio le dijo 'Te quiero mucho, cuidate, chau chau' como si fueran amigos de siempre”, destacó. Analía reveló que la llamada cambió el ritmo de los corazones de toda la familia, de Benicio, sus 3 hermanos más grandes y de ellos, sus papás.

“La calidad humana que tiene, uno escucha sobre eso, pero vivirlo en carne propia es emocionante. La casa se llenó de bendiciones, parecía que hablaba un ángel, tiene un aplomo y una paz que llena”, manifestó.

Analía reveló que su hijito tiene ciertas características especiales. “Es muy diferente a sus hermanos, tiene una sensibilidad distinta. Siempre le gusta rezar por el otro, se compadece más por los demás, me pide que recemos cuando nosotros, aunque somos cristianos, no practicamos. Por la vorágine diaria, uno pierde la capacidad de acercarse a Dios y uno se da cuenta en situaciones como estas”, analizó.

Cargando audio...

Analía ()

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo