La lucha de Sophie Turner contra la depresión que le causó Game of Thrones

La actriz que interpreta a Sansa Stark contó que hace unos "cinco o seis años" enfrenta este trastorno pero destacó que la medicación y el amor de su novio, el músico Joe Jonas, la ayudan. El lado B de la fama

     Comentarios
     Comentarios

La actriz Sophie Turner, que interpreta a Sansa Stark en la afamada “Game of Thrones" (Juego de Tronos), reveló que hace unos "cinco o seis años" lucha contra una fuerte depresión que comenzó a partir de trabajo en la mítica serie de lobos y dragones.

"No podía creer que me iban a pagar por trabajar en «Game of Thrones». Todo era increíble, pero empezó a ir cuesta abajo, creo, cuando llegó la pubertad y a los 17 mi metabolismo se ralentizó enormemente y comencé a engordar", contó Turner que participó de la serie desde el comienzo, cuando tenía 15 años.

Hoy, a los 23, reveló cómo la afectó la fama. Fue en una entrevista para el podcast del presentador Dr. Phil.

"Ves diez comentarios buenos y los ignoras, pero uno negativo te destroza", comentó sobre las redes sociales.

Turner dijo que se sentía "sola" en un momento en que todos sus amigos acudían a la universidad mientras que ella seguía viviendo con sus padres y trabajando en la producción de HBO: "No tenía motivación para hacer nada o salir. Incluso con mis mejores amigos, yo lloraba, lloraba y lloraba".

Ahora mismo, la artista, comprometida con el cantante Joe Jonas, sigue padeciendo esta depresión, siendo el "mayor reto" para ella "salir de la cama y de casa. Aprender a amarte es lo más complicado, creo", dijo ante el micrófono.

Sin embargo, también aseguró que la terapia y la medicación hacen que se sienta "mucho mejor": "Me quiero más ahora de lo que acostumbraba. No creo que me quiera completamente, pero estoy con alguien que me hace darme cuenta que tengo algunas cualidades que me redimen, supongo".

Fuente: EFE

Comentarios