Llovió, paró, salió el sol: Rosario es otra vez un horno

Pasado el mediodía, la lluvia fue muy intensa en varios sectores de la ciudad y el calor había cedido bastante. Pero un rato después, el cielo se abrió y la temperatura volvió a trepar. El alerta para la región se renovó hasta las 16

     Comentarios
     Comentarios

En Rosario sucedió lo que muchos temían. Llovió y por un rato el calor cedió, pero luego paró, salió el sol y la temperatura volvió a trepar hasta el nivel "horno" en la ciudad. 

Pasadas las 13, la lluvia se largó con todo sobre Rosario, especialmente en el centro y en la zona norte. Por ejemplo, en la zona del Monumento a la Bandera había calles anegadas y conductores que debieron detener su marcha por la gran cantidad de agua acumulada. Para muchos llegó el respiro que pedían, ya que la temperatura bajó casi 10 grados. 

Desde exteriores, el periodista Juan Cruz Funes mostró en De 12 a 14 (El Tres) la intensidad de la lluvia. El viento soplaba a importante velocidad y había generado la caída de algunas ramas. 

Pero el alivio duró muy poco. Después de las 14, el cielo se abrió sobre la ciudad y el sol volvió a calentar con toda su intensidad. 

En tanto, el alerta meteorológico se renovó hasta las 16 en la zona comprendida por el noroeste, centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y sur de Santa Fe.

"El área de cobertura continuará siendo afectada por tormentas aisladas de variada intensidad. Se prevé que algunas puedan ser localmente fuertes, acompañadas de abundante caída de agua en cortos períodos, intensas ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo, con mejoramientos temporarios", señala el informe. 

Para la ciudad se anuncian vientos moderados del sector norte, rotando temporariamente al sector este y probablidad de lluvias. Para la tarde, se renueva con vientos del noroeste. 

Comentarios