Lo más importante

Preocupa la situación laboral en otra empresa de la región

Se trata de una planta de Puerto General San Martín que fabrica productos para la industria del calzado y automotriz. Advierten que “pueden quedar sin sustento unas 30 familias”. Este martes se concentran en la puerta de la empresa

0 Comentarios
0 Comentarios

Otra empresa de la región tiene riesgo de cierre definitivo y esto genera alerta y preocupación en los trabajadores y en los gremios. Se trata de American Colors, una industria de Puerto General San Martín que produce sílice precipitada, una producto que se aplica en suelas de zapatillas y caucho ecológico. El sindicato advierte que observan una “fuerte caída” en la producción y adelantan que “30 familias pueden quedar en la calle”. Este martes habrá una concentración en la puerta de la planta.  

La situación de American Colors se asemeja a la de Triángulo Color, la firma que cerró sus puertas días atrás y sus empleados ahora buscan una salida para mantener sus puestos. Este lunes, el representante de los trabajadores de la industria química, Julio Barroso, explicó la situación en Radiópolis (Radio 2).

“Estamos en una situación bastante crítica por la posibilidad de cierre de la empresa”, dijo el gremialista. “Las autoridades no nos han manifestado que quieren cerrar, pero es algo que nosotros vemos todos los días fundamentalmente por la apertura de las importaciones”, agregó.

La fábrica produce sílice precipitada, que es una materia prima química que se utiliza en suelas de zapatillas o caucho ecológico, fundamentalmente en la industria del calzado y automotriz. Barroso señaló que “los productos vienen principalmente de China y Brasil”.

“Se abre tanto la importación que ni siquiera se puede proteger el 3 por ciento que significa la empresa en el contexto nacional”, siguió el sindicalista.

Barroso añadió que “también está el costo de la electricidad y del gas, que no permite competir con Brasil y China”.

“Más allá de  la voluntad de los trabajadores y de los empresarios, lo que necesitamos son decisiones políticas para proteger el trabajo argentino”, consideró el representante del gremio.

“Estamos hablando de 30 familias; en el cordón industrial ya lo hemos vivido, después esa gente termina golpeando las puertas de los municipios para pedir planes asistenciales o algún trabajo que hace que se quite recursos de otras áreas”, describió Barroso.

“No vemos que la empresa trace un panorama a futuro para solucionar esta situación; incluso tenemos incertidumbre respecto de las indemnizaciones si la fábrica cierra”, sentenció.

Por último, el sindicalista adelantó que este martes “nos vamos a concentrar en al puerta de la fábrica para manifestar nuestra preocupación”.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo