Lo más importante

Se dispara para demostrar que las balas no funcionan bajo el agua

El objetivo de un científico noruego era probar que el proyectil detonado en esas condiciones, y a cierta distancia, era ineficaz. El dato es que, a la manera de Tusam, se puso a sí mismo con “ejemplo”. ¿Cómo le fue? Mirá el video
0 Comentarios
0 Comentarios

Andreas Wahl es un científico noruego que tenía la idea de demostrar que una bala disparada bajo el agua era inefectiva si el objetivo estaba a cierta distancia. Al la manera de Tusam, para demostrarlo, se puso a sí mismo con “ejemplo”.

Wahl se sumergió hasta el cuello en una pileta y frente a un fusil. Gracias a un mecanismo con una cuerda, él mismo disparó.

Si bien la detonación es igual que en la superficie, como el agua es 800 veces más densa que el aire, la resistencia hizo que el proyectil apenas recorriera la mitad del tramo que hay entre el arma y el científico, cayendo por su peso al fondo de la piscina.


La temeraria prueba quedó registrada en un video que superaba las nueve millones de reproducciones en seis días.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo