El aumento de la luz sacudió a los santafesinos que tras un primer shock, analizan distintas estrategias para hacerle frente. Desde la Casa Gris, el propio gobernador Miguel Lifschitz salió a aclarar que la provincia no absorberá el incremento del mercado mayorista pero se comprometió a buscar la manera de “escalonar el incremento” en los sectores productivos.

Consultado por la periodista Evelin Machain de Radio 2, el mandatario señaló que el aumento repercute de distinta manera en los usuarios residenciales y en los industriales o de grandes consumos. En el primer caso, apuntó a los 340 mil usuarios con tarifas sociales; y en el segundo señaló que desde el gobierno se intentará aplicar los incrementos de forma progresiva pero de ninguna manera absorber el aumento. 

"Son cifras que llevarían al quebranto a la empresa de Energía en dos o tres meses", llamó la atención. 

“Pedimos al gobierno nacional que morigere los incrementos de modo que podamos escalonar el incremento y lograr una mayor gradualidad y flexibilizar el salto”, observó.

Este viernes, en diálogo con los periodistas Roberto Caferra y Almudena Munera (Radiópolis, Radio 2), Héctor Gallo, el vice presidente de la Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs (Areda) planteó el problema que enfrentan los clubes de barrio que –dijo– no pueden hacerle frente a la nueva tarifa de la luz.

Más información

Clubes de barrio con serias dificultades para pagar la luz