Atacó con un auto a manifestantes anti-racistas y mató

En Charlottesville, Virginia, un grupo que protestaba contra una marcha de ultraderecha fue embestida por un conductor. Una persona falleció y había 19 heridos

     Comentarios
     Comentarios

Al menos una persona murió y otras 19 fueron heridas en un escalofriante ataque que realizó un automovilista contra una concentración que repudiaba a otra marcha racista en Estados Unidos.

Un grupo de "supremacistas" (o neonazis) protestaban contra el retiro de una estatua en una plaza y chocaron contra un grupo anti-racista en Charlottesville, Virginia.

En ese momento, un auto embistió contra la multitud y el momento fue registrado por varios de los presentes:

Un segundo video fue difundido en las redes y completa la secuencia:

El alcalde de la ciudad, Mike Signer, confirmó que la muerte de una de las víctimas. "Estoy destrozado por la pérdida de una vida. Le pido a todas las personas de buena voluntad que se vayan a sus casas", escribió Signer en Twitter.

También el presidente estadounidense Donald Trump reprobó los "violentos" hechos ocurridos en la ciudad de Charlottesville, sede de la Universidad de Virginia y situada algo más de 300 kilómetros al suroeste de Washington.

"Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes", indicó Trump en una declaración desde Bedminster (Nueva Jersey), donde pasa sus vacaciones de verano.


La polémica concentración "Unir a la derecha" -de nacionalistas, grupos identificados como neonazis o parte del Ku Klux Klan- se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos este viernes entre participantes y opositores, informó EFE.

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EE.UU.", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los que fomentan la violencia racial. El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declaró el estado de emergencia en la ciudad.

Comentarios