¡Ponete en forma al ritmo de la música!

De origen colombiano, la zumba se convirtió en una de las rutinas de moda para perder peso. Existe una clase o variedad para cada persona, descubrilas

     Comentarios
     Comentarios

La zumba es una mezcla acelerada de ritmos latinos como la salsa, la bachata y el merengue, junto a ejercicios aeróbicos clásicos. Por su alta intensidad y hasta por ser una disciplina divertida, se convirtió en una fórmula muy buscada para perder calorías.

Además de los beneficios físicos, la zumba ayuda a dejarte más predispuesto, más energizado, mejorando tu coordinación, reduciendo el estrés y subiendo la autoestima.

En nuestro país, el fervor tuvo su pico dos o tres años atrás. Sin embargo, aún son muchos los que practican esta disciplina. Así, de la versión clásica se desprendieron otras variantes, algunas que tuvieron un gran impacto:

 

1- Strong By Zumba

 

Es la más popular, un sistema de actividades de alta intensidad dirigido por la música especialmente seleccionada y que incorpora ejercicios que no requieren elementos extras ni espacios amplios, a la vez que se usa el propio peso del cuerpo.

 

2- Aqua Zumba

 

Es un ejercicio cardiovascular que se realiza inmerso en el agua, lo cual implica una demanda mayor de esfuerzo.

 

3- Con elementos

 

Al incluir elementos aparecen otros estilos como:

- Zumba Toning (se trabaja con pesas).

- Step Zumba (conveniente para desarrollar glúteos y miembros inferiores).

- Zumba Sentao (se utilizan sillas).

 

4- Por edad

 

Por otra parte hay variantes especialmente dedicadas a ciertas franjas etarias:

- Zumbatonic está pensada para niños de entre 4 y 12 años, ya que se incorporan conceptos como el trabajo en grupo y ejercicio de coordinación.

- Zumba Gold está orientado a adultos mayores, con rutinas adecuadas.

 

Una clase de zumba

 

Generalmente dura una hora que comienza con una fase inicial de calentamiento de diez minutos con movimientos sencillos de fitness y aeróbic que te permiten entrar en calor. A continuación se desarrolla la parte más intensa de la sesión por medio de un baile coreográfico acompañado por los principales ritmos latinoamericanos, como salsa, merengue, reggaeton, samba, cumbia, danza del vientre, etc. Para concluir, se bajan las pulsaciones de modo progresivo y se incorporan estiramientos relajar la musculatura.

 

¡Seguro que alguna se adecúa a tus gustos y necesidades!

Comentarios