Zapatillas feas o ugly trainers: ¿el último grito de la moda?

Es la tendencia que más fuerte pisa en todo el mundo. Llegaron con el regreso de los '90 y la combinación de la ropa de salir con la ropa deportiva y ya todos las están usando

 

     Comentarios
     Comentarios

Parece gracioso que algo considerado "feo" se use, y las mujeres más "lindas" decidan popularizarlo. Eso pasa con las conocidas como "zapatillas feas" o "modelo triple S", que además de tener un nombre divertido son motivo de risa. Son grandes, toscas, impactantes en cualquier look y la gran estrella de la temporada de firmas extranjeras como Balenciaga.

Durante los 90, las zapatillas anchas deportivas eran usadas exclusivamente por los padres anti-moda y, por ese motivo, se encasillaron como el estereotipo de ridiculez. Sin embargo, ese mismo calzado deportivo fornido y de aspecto ortopédico se convirtió en el artículo del año, gracias, en parte, a las marcas de lujo que las reversionaron con sus propios sellos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ugly shoes! Check ✔️ #UglyTrainers #Topshop

Una publicación compartida por Ellie Rees (@elliereess) el

No es una moda exclusiva para mujeres: los varones tienen sus versiones de "zapas" feas aunque seguramente se animen menos a usarlas que las damas fashionistas. Es más: este "calzado de padre” se usa en personas grandes, adolescentes y más.

 

Y las celebrities lo confirman

 

Aunque algunos puedan considerar la elección del calzado errónea, que la mayoría de las celebrities e influencers del mundo las elijan no es sorprendente.

 

Desde las hermanas Kim Kardashian y Kendall Jenner, Bella Hadid, Hailey Baldwin, hasta la supermodelo Kaia Gerber, las it girls más populares adoptaron la tendencia del calzado de suela gruesa, torpe e innegablemente cómoda.

 

¿Cómo combinarlas?

Por su aspecto, no son fáciles de combinar y los expertos recomiendan hacerlo con cautela.

En eventos formales, en fiestas o para completar un espléndido comfy look, las llamadas "zapatillas de papá" se llevan todas las miradas. Las fashionistas las combinan con pantalones de vinilo, blazers, vestidos, camisas; looks delicados en los que estas zapatillas rompen los esquemas.

 

Las zapatillas feas triunfan por dos sencillas razones:

1- Por un lado, aun son cosa de insiders. Aunque las siluetas más chunky o gigantescas ya copan las propuesta del mass market y pasean por la calle, falta recorrido para que estas zapas lleguen a una masa que todavía elige modelos clásicos, principalmente populares alrededor de los años 70.

2- Por otro lado, los modelos feos son los más cotizados en portales especializados de reventa de zapatillas. Por tanto, hay mercado y, mientras haya mercado, seguirán siendo las reinas.

 

¿Qué futuro sneaker nos espera?

Comentarios