La fábrica de alfajores La Nirva, creadora del tradicional "Grandote", corre riesgo de desaparecer, según denuncian los empleados, debido a que hace un año que no produce y se les debe a los trabajadores dos meses se sueldo.

En octubre del año pasado, el grupo Blende adquirió la empresa La Nirva y desde ese momento frenaron su producción, según denunciaron los empleados.

"Somos 63 trabajadores y el 80 por ciento son mujeres. Nos deben dos meses de sueldo y aguinaldo y después de dos semanas de acampar en la puerta, nos prometieron que el jueves nos pagarán", le relató el delegado de La Nirva Marcelo Cáceres.

El promedio de lo que se le adeuda a los trabajadores ronda entre los 85 mil y 100.000 pesos a cada uno. La semana pasada, según contaron los empleados, la empresa les pagó dos mil pesos a cada uno.

"Ahora nos prometieron que comprarán insumos y volveremos a producir, esperemos que cumplan", explicó el delegado, quien remarcó que más de 60 personas están en vilo ante la posibilidad de perder su trabajo.

Por la crisis económica esta semana se conoció que la empresa que fabricaba los globitos Bombucha, cerrará definitivamente luego de 66 años de actividad. Por otra parte, este miércoles la firma alimenticia Arcor comunicó el adelantamiento de vacaciones durante las próximas semanas en cuatro de sus establecimientos productivos, como consecuencia del sobre stock de productos por la baja en el consumo.

Más información

Arcor adelantó vacaciones a 2.500 empleados de cuatro plantas