Lo más importante

Básquet: Argentina perdió el invicto ante México

El seleccionado argentino cayó por 95 a 83. Deberá enfrentar al mismo rival este viernes para definir uno de los pasaportes para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro
0 Comentarios
0 Comentarios

El seleccionado argentino de básquetbol cayó este miércoles ante su par de México por 95 a 83. De esta manera perdió el invicto en el Preolímpico y volverá a enfrentar al mismo rival este viernes en para definir uno de los pasaportes hacia los Juegos de Río de Janeiro 2016. 

Con este resultado, el conjunto albiceleste finalizó con un registro 6-1, en la segunda posición, por diferencia de tantos (-5) entre los mismos equipos involucrados en el empate. 

Canadá, que hilvanó siete triunfos consecutivos, quedó primero con un hándicap favorable (+ 14), mientras que México terminó tercero con (-9).

La segunda semifinal del torneo se animará este viernes también y enfrentará a Canadá ante el cuarto, Venezuela (3-4). 

El pivote mexicano Gustavo Ayón se erigió en la figura consular del partido con 38 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias y 4 bloqueos. 

En el equipo dirigido por Sergio Hernández, las principales vías de ataque fueron Luis Scola (26 puntos) y Andrés Nocioni (19). 

Dos movimientos mágicos de Scola en la pintura preanunciaron el muy buen partido del capitán: 4-0, en apenas un minuto y medio. 

Los dos equipos intercambiaron ataque por ataque y, en ese contexto, el local se sintió más cómodo con Ayón lastimando en la pintura (8 puntos), una marca que Marcos Delía no pudo contrarrestar. 

Argentina continuaba vivo porque el flamante refuerzo de los Toronto Raptors estaba verdaderamente "en llamas" y al cabo de los primeros cinco minutos gozaba de una pequeña diferencia a favor: 13-11. 

El técnico Hernández cambió enseguida y mandó defensa zonal, pero México apostó a la liberación del tiro de Francisco Cruz (7). El partido siguió parejo y sobre el mismo cierre, Selem Safar metió un triple bárbaro para estampar la máxima: 26-20. 

Un parcial 8-2 le permitió a México igualar 28-28 (a 7 minutos del final del segmento), aprovechando sendos errores de Laprovíttola y Safar. El equipo de Valdeolmillos empezó a sobrecargar el rebote ofensivo y causó mucho daño en la retaguardia argentina con un Gutiérrez (6) activo. 

El árbitro estadounidense Anthony Jordan, muy poco imparcial, empezó a jugar su partido en favor del local y le cobró una técnica a Nocioni (tercera), tras una aparente lícita tapa del santafesino sobre el apuntado base mexicano. El local se disparó a 36-30, a falta de 4 minutos. 

Hernández movió el banco: a la cancha con doble base (Laprovíttola-Campazzo) más un perimetral de buen tiro (Garino) para aportar en ofensiva. Dos triples seguidos de Laprovíttola decoraron la igualdad en 38, cuando quedaban 2 minutos. 

Un mejor pasaje de México en el tramo final del cuarto lo dejó en ventaja por 45-42, al cabo de los 20 minutos iniciales. 

En el inicio del tercer capítulo, Laprovíttola asumió las riendas, habilitó bien a Scola (4) por duplicado y Argentina retomó la delantera (48-47)

El reingreso del "Chapu" Nocioni, a puro coraje, más sendas conversiones oportunas de los bases (sobre todo Campazzo con 9 puntos), le permitieron al equipo de Hernández tomar una buena ventaja: 53-62, cuando quedaban casi 4 minutos. 

Un robo de Garino y una corrida de Nocioni (36 años), casi de costa a costa, ratificaron el mejor pasaje de la escuadra albiceleste: 57-69, cuando se ingresaba al minuto final. Ah, y a todo ésto, el capitán Scola, sentado en el banco, descansando. 

En los últimos 10 minutos, el equipo local jugó sus cartas, con cargas más profundas al canasto. Metió un parcial 8-0, en menos de 120 segundos, y encendió alarmas (67-72).

El escolta Cruz ensayó la reacción del local que se puso a tres (74-77), con un elenco que estaba al límite en lo físico. El partido cobró una vibración increíble, con una multitud que se transformó en sexto jugador. 

El titán Ayón siguió lastimando en la pintura y estableció el empate 83-83, cuando quedaban casi 3 minutos. 

En el tramo de cierre, el equipo mexicano fue una tromba (metió un ráfaga 17-0) y se benefició de algunos pitazos dudosos para asegurarse la victoria, que lo dejó tercero en la clasificación, pero que le permitirá evitar al 'cuco' Canadá y enfrentar nuevamente a la Argentina. 

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo