Lo más importante

Newell's hizo el gasto pero sin lucidez y Colón le pegó otro mazazo

La Lepra fue más que su rival, tuvo las mejores ocasiones pero volvió a perder. Sus verdugos: el arquero Broun, de gran noche, y Vegetti, el autor del gol, que hacía 18 partidos no convertía. El equipo leproso, que ya hace 6 fechas que no gana, se fue del campo de juego insultado por los hinchas
0 Comentarios
0 Comentarios


La crisis futbolística de Newell’s sumó este sábado un nuevo capítulo. En el Coloso y por la fecha 22 del torneo, esta vez le tocó perder con Colón, que se impuso por 1 a 0 y le dio otro golpe anímico a un plantel que se fue del campo de juego insultado por parte de los hinchas.

El elenco del Parque fue más y convirtió en figura a Jorge Broun, el arquero sabalero que sacó todo lo que le tiraron. Newell’s hizo los méritos pero no los goles para ganar, y en la única gran chance de la noche, los santafesinos pegaron un pleno gracias a una gran jugada de Pablo Vegetti a los 18’ del segundo tiempo.

El mal momento ñubelista consta ya de seis encuentros sin ganar, con sólo un gol convertido desde aquel 3-0 a Racing hasta hoy, clásico perdido en el medio, y con el nuevo duelo ante Central a sólo dos semanas.

En cambio, para Colón el triunfo vale oro: ganó después de nueve partidos y le dio un espaldarazo a su técnico Darío Franco luego de una semana compleja, con “visita” de los barras al entrenamiento en el medio. Y otro dato: Vegetti hizo un gol después de 18 fechas.  

El tweet


El gol

La clave

Newell’s volvió a mostrar dos caras: una, cuando atacó, con varias ocasiones generadas gracias a la movilidad de Scocco y las apariciones de Víctor Figueroa, quien sorpresivamente jugó en lugar de Mauricio Tévez. La otra cara, la defensiva, donde exhibió notorias falencias tácticas.

De hecho, el gol de Vegetti es producto de una muy mala cobertura de Cáceres, que en el mano a mano perdió con el delantero y acabó corriéndolo de atrás hasta adentro del arco.

Cierto es que en líneas generales Newell’s mereció al menos el empate, pero también lo es que sigue sin ser un conjunto confiable. La línea de cuatro es endeble, Villalba no logra ser el pilar que se necesita y Maxi Rodríguez, que jugó de volante, no pesó en el trámite. 

Todo esto preocupa, y no sólo porque ya hace media docena de partidos que no gana. Además de que la cosecha desmejora cada fin de semana, el funcionamiento no se asienta y, en apenas dos semanas, tiene la segunda gran prueba ante Central.

El relato

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo