Un invierno que no parece invierno. Después de tantos días de frío, los últimos fueron algo más cálidos y este viernes se presenta incluso casi primaveral con una temperatura máxima de 25 grados.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para este viernes la temperatura oscilaría entre una mínima de 7 grados y una máxima de 25.

El sábado la máxima bajaría a 19 grados y hacia la tarde noche llegarían los chaparrones que harían bajar la temperatura aún más.

En el mientras tanto habrá que soportar la humedad de un invierno pegajoso.