Aclaran que las ocho llamadas del submarino no fueron de emergencia

Según la Armada, al menos siete de las comunicaciones entre el ARA San Juan y la base habrían sido intentos de conexión a internet. La jueza federal Marta Yáñez aseguró que la Justicia sabrá qué pasó aunque la nave no aparezca

     Comentarios
     Comentarios

La Armada Argentina informó este miércoles que las ocho llamadas del submarino ARA San Juan previas a su desaparición no fueron de emergencia, sino intentos de conexión a internet. "La planilla Tesacom (empresa que brinda servicios a los satélites) que circuló ni siquiera registra todas la comunicaciones que sí fueron informadas, incluso a la jueza Marta Yañez, que este martes recibió 20 cajas con toda la información", dijo el vocero de la fuerza, Enrique Balbi, en referencia a la magistrada de Caleta Olivia a cargo de la pesquisa.

El registro de llamados satelitales girados a la Armada –que también conoce el ministro Oscar Aguad– por Tesacom, prestadora del servicio de comunicación de voz y datos Iridium, contienen el ida y vuelta entre el comandante del submarino, capitán de fragata Pedro Fernández y su superior directo, el capitán de navío, Claudio Villamide. Es la comunicación más extensa que se observa en el registro, casi 15 minutos de conversación. También hay otra comunicación extensa previa cursada por el jefe de operaciones del San Juan para coordinar el contacto entre las dos autoridades.

Sin embargo, Balbi minimizó la planilla y dijo que "lo más importante de la línea de tiempo -que va del martes 14 a la noche hasta la mañana del 15- son cuatro llamadas de voz que hizo el submarino", y no las ocho que registró Tesacom, de las cuales una sola fue de voz.

"La Armada recibió el 29 de noviembre un informe más pormenorizado y no sólo esas", explicó el portavoz sobre los ochos registros. El ARA San Juan posee un sistema primario para comunicarse del submarino que es a través de una radiofrecuencia HR y un alternativo que es Iridium, que transmite vos y datos escritos.

"A las 23.42 del día 14 el submarino hizo una comunicación por voz informando una falla hacia tierra. La siguiente llamada satelital es a la madrugada, donde informa la ubicación. La última llamada por vos es a las 07:19. Con la lista a de Tesacom hay una hora de diferencia, están corridas todas las llamadas. Tesacom hace como si estuviésemos en el huso horario +4, y el que corresponde es el uso +3, según el meridiano de Greenwich", aclaró Balbi.

Y continuó: "Antes de esa conversación de voz, que terminó 07.26, hay dos mensajes de HF, que es el método primario. (Villamide) reescribió lo que habló con el comandante del submarino y luego se hace otra conversación donde (Fernández) le solicita ese cable que escribió".

Según Balbi, de las ocho llamadas satelitales de Tesacom al menos siete serían intentos de conexión a Internet para lograr dar con ese texto. "Hubo un montón de intentos de registros del submarino para conectarse a Internet, para conseguir ese cable, pero no pudo hacerlo. No son llamadas de emergencia", enfatizó el vocero.

"Desde que tuvo la falla y dijeron que había sido subsanada y continuaron navegando (rumbo a Mar del Plata). Son intentos de conexión a Internet, no llamadas de emergencias, además tenía el otro sistema para comunicarse", subrayó.

Las dudas que generaron las supuestas ocho llamadas es por qué el submarino siguió su curso si tuvo una falla. El meollo es saber si el comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán Villamide, tras conocer el episodio del principio de incendio en las baterías, ordenó al San Juan que se dirija "en superficie" a su base de Mar del Plata. Al menos hasta tener plena certeza de que el foco quedó extinguido y suficientemente ventilado el "interno del submarino", más claro, la eliminación de los gases entre ellos el hidrógeno altamente explosivo o los clorados de la atmósfera interior del sumergible. A esta altura sólo Aguad y el almirante Marcelo Srur, jefe de la Armada saben a ciencia cierta si tales órdenes se dieron.

"Vamos a saber lo que pasó aunque no tengamos el submarino"

Así lo aseguró la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez que investiga lo ocurrido con el ARA San Juan. "Hay cosas que se pueden empezar a desenredar", sostuvo la magistrada.

La magistrada aseguró este miércoles que la Justicia va a poder determinar que pasó aunque con la embarcación no aparezca. "Hay muchos medios de pruebas en el código de procedimiento y vamos a tratar de dar una respuesta para saber lo que pasó", indicó.

Consultada sobre la posibilidad de saber que pasó con el submarino aunque este no sea encontrado, la jueza sostuvo: "Puedo casi asegurar que vamos a saber que es lo que pasó".

La magistrada afirmó que aún tiene que investigar las ocho llamadas que realizó el submarino antes de desaparecer y que fueron registradas por la empresa Tesacom. "Están en poder de la Armada. Estoy segura que voy a contar con la colaboración de la fuerza y me los van a pasar", sostuvo.

Yáñez explicó que su investigación comenzó el mismo día que la Armada argentina informó que el submarino había sufrido una explosión. "Tengo que tener fuentes oficiales que den respuestas. La labor judicial demanda tiempo. Hay cosas que se pueden empezar a desenredar", admitió.

Comentarios