Lo más importante

Argentina superó los objetivos del milenio en la lucha contra la tuberculosis

La tasa de mortalidad se ubica en el país en 1,60 por cada 100 mil habitantes, muy por debajo de las estimaciones previstas en 1990

0 Comentarios
0 Comentarios

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó los logros alcanzados por Argentina en la lucha contra la tuberculosis en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) planteados por las Naciones Unidas en 1990 para reducir los casos y la mortalidad por esa enfermedad. El informe de la misión evaluadora de la OPS, presentado el viernes pasado en la sede del Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Daniel Gollan, subrayó también la política de suministro y distribución de medicamentos a través del Programa Remediar y la financiación programática para erradicar esa patología.

En 1990, cuando se firmaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio Argentina se había comprometido a reducir en 2015 la tasa de casos de tuberculosis de 60 por cada 100 mil habitantes a la mitad. Actualmente, la tasa nacional se ubica en 21,3 por cada 100 mil habitantes, es decir muy por debajo de lo estimado en dichos objetivos. Esto significa que en el último decenio, la tasa de notificación de tuberculosis descendió aproximadamente un 3% anual para el total de casos nuevos en la Argentina.

Respecto a la mortalidad por esta enfermedad, el compromiso asumido por nuestro país en aquel entonces era reducir dicho indicador de 4,10 muertes por cada 100 mil habitantes a la mitad. En los últimos años esa tasa ha registrado un fuerte descenso: si en 2003 era de 2,40 muertes por cada 100 mil habitantes, en la actualidad es de 1,60 muertes por cada 100 mil habitantes, lo cual indica que Argentina ha superado ampliamente las previsiones.

"Trabajar la tuberculosis interprogramáticamente, facilitar el trabajo en laboratorio, modernizar la tecnología de diagnóstico, y empoderar a la población en el primer nivel de atención son acciones cruciales para avanzar en la lucha contra la enfermedad", aseguró el secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Jaime Lazovski, quien estuvo acompañado durante la presentación de la evaluación por el representante de la OPS en la Argentina, Pier Paolo Baladelli.

"Es muy aleccionador recibir este tipo de visitas porque se ven las evidencias, y para el que trabaja en salud pública es muy alentador", afirmó por su parte Baladelli.

Al encuentro, también asistieron por el director nacional de Prevención de Enfermedades y Riesgos, Alejandro Krolewiecki, y la coordinadora del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis y Lepra (PNCTByL), Soledad Beltrame.

Los representantes internacionales resaltaron el cumplimiento de las recomendaciones propuestas en su última visita en 2013 para implementar durante el bienio 2013-2014 en la lucha por erradicar la tuberculosis. En su informe subrayaron la continuidad y el financiamiento del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis y Lepra, la política sostenida de suministro de medicamentos a través del Programa Remediar y la amplia red de laboratorios existente, cuyo número supera el recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asimismo destacaron la inclusión de los determinantes sociales en la lucha contra la enfermedad y un sistema de georreferenciación para el análisis de la información.

El equipo evaluador del organismo internacional, integrado por Ernesto Montoro, Anna Volz y Marcelo Vila, destacó que la cartera sanitaria nacional cuenta con un Plan Estratégico, Normas y Guías actualizadas para el control de infecciones y el manejo clínico programático de los casos, al tiempo que valoró positivamente la política de suministro de medicamentos que garantiza el tratamiento gratuito al 100 por ciento de los casos en todo el territorio nacional.

Tras destacar la cantidad de laboratorios con que cuenta Argentina, la cual supera las recomendaciones de la OMS, la comitiva aseguró que nuestro país "posee gran experiencia y un alto reconocimiento internacional" en esta materia.

Igualmente subrayaron la articulación con otros programas sanitarios nacionales y con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para abordar de forma integral la problemática en el caso de las personas privadas de su libertad y la firma de de convenios con la Sociedad Argentina de Pediatría para erradicar la tuberculosis en niños y adolescentes.

El equipo de OPS –que permaneció en el país toda la semana pasada–, evaluó la situación epidemiológica y operacional en el control de la tuberculosis y revisó el Plan de Acción del programa nacional. Además, los evaluadores analizaron los programas provinciales de control de tuberculosis, hospitales, laboratorios y centros de salud en distintas zonas de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.

En ese marco, evaluaron los avances en la implementación de la estrategia TAES/DOTS (Tratamiento Abreviado Estrictamente Supervisado), una práctica costo-efectiva que posibilita detectar y curar los casos de tuberculosis. Esta estrategia se basa en el diagnóstico de laboratorio y en el tratamiento con observación de la toma directamente observada de medicamentos.

Tuberculosis en Argentina

Si bien la tuberculosis es curable y prevenible, constituye aún hoy uno de los principales problemas de salud pública. En 2013 en Argentina se notificaron 9.018 casos de tuberculosis, de los cuales 8.565 fueron nuevos. Durante el mismo año 5.376 casos de tuberculosis pulmonar fueron confirmados por bacteriología, es decir un 4,71 por ciento menos que en 2012. La totalidad de los casos detectados se encuentran bajo tratamiento, con una tasa de finalización del mismo, del 80%.

El 50% de los casos nuevos se registraron en población en edad productiva (20 a 44 años) y el 44,6% de las notificaciones correspondieron a personas de entre 15 y 34 años. Los casos de TBC en menores de 15 años fueron 849, mientras que 679 personas murieron en el año por esta enfermedad en el país, lo que implica un descenso del 3,41% con respecto al periodo anterior.

Aunque continúa siendo un importante problema de salud pública, en el último decenio la tasa de notificación de tuberculosis descendió aproximadamente un 3% anual para el total de casos nuevos en Argentina. En este sentido, la tasa nacional se ubica en 21,3 por cada 100 mil habitantes, aunque se observa una brecha muy grande entre las distintas jurisdicciones que alcanza, entre las más elevadas y las menos, una diferencia de diez veces.

En su variante pediátrica la tasa de notificación en Argentina es de 9,9 cada 100 mil habitantes, y en comparación con otras jurisdicciones, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires posee la tasa más elevada con 29,7 por cada 100 mil niños, triplicando la tasa nacional.

En relación a la mortalidad, en los últimos años se ha registrado un fuerte descenso, ya que en 2003 la tasa era de 2.40 muertes por cada 100.000 habitantes y en 2012 descendió a 1,60.

La enfermedad

La tuberculosis (TBC) es una enfermedad infectocontagiosa, prevenible y curable, causada por una micobacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, que también es conocida como Bacilo de Koch. Esta bacteria puede atacar cualquier parte del cuerpo como el cerebro, la columna vertebral, entre otros; sin embargo, la enfermedad generalmente afecta a los pulmones.

Las bacterias de la TBC se transmiten a través del aire. Cada vez que una persona infectada con TBC habla, escupe, tose o estornuda elimina las bacterias de TBC que se encuentran en sus vías respiratorias. En estas circunstancias, estos microorganismos pueden ser aspirados por una persona sana que se encuentra en contacto frecuente con un enfermo de TBC y contagiarse.

La detección temprana es una de las principales herramientas para combatir esta enfermedad, tanto el diagnóstico como el tratamiento de la tuberculosis son gratuitos en todos los centros de salud y hospitales públicos de nuestro país.

Es muy importante acudir a un centro de salud si se presenta alguno de estos síntomas:

• Tos persistente por dos semanas o más
• Fiebre, especialmente si se incrementa en las noches
• Tos con flema que puede estar acompañada de expulsión de sangre
• Pérdida de apetito
• Sudor durante la noche
• Dolor de pecho
• Debilidad y cansancio

 

Fuente: msal.gov.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo