Quizás para aclarar los infinitos rumores sobre la salud del líder, el presidente del parlamento cubano Ricardo Alarcón aseguró que vio y habló con el presidente Fidel Castro, quien estaba "perfectamente conciente" tra s su operación.

 

En una entrevista telefónica que mantuvo con una radio estadounidense, el funcionario cubano detalló: "Me reuní personalmente con él el lunes antes del anuncio (de que entregaba provionalmente el poder a su hermano Raúl tras una operación) y ayer también me comuniqué con él".

"Es tá perfectamente consciente. Fue una una muy buena conversación, como siempre. Hablamos durante media hora de muchas cosas que están ocurriendo en el mundo y del impacto que tuvo su anuncio", aseguró Alarcón, quien descartó de cuajo los rumores sobre la supuesta muerte de Castro.

"Por supuesto, está obligado a tener un período de descanso. Pasó por una intervención quirúrgica complicada. Diría que se encuentra en un periodo normal de recuperación tras una operación importante", añadió. Castro, quien cumplirá 80 años en agosto, entregó temporalmente todo el poder el lunes a su hermano Raúl, tras una compleja cirugía intestinal. Es la primera vez en su mandato que se aleja del poder.

 

Por su parte, la Unión Europea envió a Castro un deseo de corazón, pero un tanto irónico. La comisión aseguró que le desea "al presidente Castro y a la democracia una pronta mejoría".

 

El portavoz del organismo, Pietro Petrucci, fue quien hizo público en anhelo de los países del Viejo Continente. Tanto allí como en el resto del mundo los líderes están expectantes de que la enfermedad de Fidel produzca un "cambio democrático" en Cuba. Sin embargo, al igual que los Estados Unidos, la Unión Europea aseguró que no ha elaborado todavía ninguna estrategia para la época después del presidente Fidel Castro.