Lo más importante

“Aún aquellas que ocupamos la primera magistratura, recibimos críticas sexistas"

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, dio un breve discurso en la Reunión de Líderes Mundiales sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer, en el marco de la 70° Asamblea de la ONU
0 Comentarios
0 Comentarios

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, aseguró este domingo que “soñar con la equidad de género en un país inequitativo es una ilusión”. Fue al pronunciar un discurso en la Reunión de Líderes Mundiales sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer: Un Compromiso a la Acción, realizada en el marco de la 70° Asamblea de la ONU. 

"Es necesario romper fronteras culturales que consideraron históricamente a la mujer un ser inferior al hombre", aseguró la mandataria y luego consideró que "las políticas deben estar destinadas a la cultura, para que empoderar no sea una obligación sino una profunda convicción".

La mandataria argentina pronunció un breve discurso en la reunión  y afirmó que nuestro país ha sostenido tres ejes para la igualdad de género: la autonomía económica, la autonomía política y personal, y la autonomía social”.

“El desarrollo de estos tres ejes solo pueden dar en un país donde haya un proceso de inclusión global, con desarrollo y crecimiento económico. Soñar con la equidad de genero en un país inequitativo con grandes brechas sociales, es simplemente retórica o ilusión”.

En este sentido destacó las políticas de inclusión social desplegadas por su gobierno durante la última década, entre las que mencionó la asignación Universal por Hijo, la asignación por Embarazo y “la intensa promoción de la educación pública que junto a las de identidad de género y protección de la mujer, ha generado una fuerte reducción de la desigualdad”.

“Aún aquellas que ocupamos la primera magistratura del país, las críticas que sufrimos no son políticas, son críticas sexistas que aún hacen diferencia” indicó.

En este sentido, consideró que “es necesario romper fronteras estructurales que han considerado a la mujer durante siglos un ser inferior o menos inteligente que los hombres”.

“Creo que las políticas deben estar destinadas a la cultura, a que empoderar a la mujer no sea solamente una cuestión de obligación por firmar convenciones, sino que sea la profunda convicción en el corazón de los hombre y aún de las propias mujeres que muchas veces nos discriminamos entre nosotras”, sostuvo.

"Quiero hacer un firme llamado a los corazones y a las mentes para derrumbar tabúes y prejuicios respecto de nosotras y que las críticas que recibamos sean exactamente del mismo tenor que las que reciben ustedes los hombres, que no tengan que ver con nuestro sexo, ni con nuestro género, ese es el gran llamado que queremos hacer”, añadió la presidenta.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo