Lo más importante

Avances en el tratamiento de las Arritmias Cardiacas

Mediante la ablación transcateter diversas arritmias pueden ser curadas de manera definitiva
0 Comentarios
0 Comentarios

Las arritmias cardiacas (trastornos del ritmo o frecuencia cardiaca) son causadas por alteraciones en el sistema eléctrico que regula el latido constante y rítmico del corazón. Este latido puede ser demasiado lento o demasiado rápido; puede mantenerse estable o volverse caótico. Algunas arritmias son peligrosas y pueden desencadenar  la muerte súbita cardiaca o generar graves secuelas neurológicas, otras pueden ser molestas alterando  la calidad de vida de los pacientes que las padecen o bien no generar sintomatología alguna.

Constituyen una patología muy prevalente en todos los grupos de edad, pudiendo presentarse tanto en el contexto de una enfermedad cardíaca subyacente (congénita o adquirida) como también, en corazones estructuralmente normales.  Afortunadamente, en la actualidad hay opciones terapéuticas para minimizar su impacto y hasta para resolverlas por completo. 

Los síntomas habituales producidos por arritmias van desde palpitaciones, mareos, dificultad para respirar, desmayos y hasta la muerte. Cualquier molestia en el corazón puede ser un síntoma de arritmia. Por eso, si alguien  tiene estas “señales” no debe retardar la visita al especialista. Cuanto más precoz es el diagnóstico, mejor para el paciente.  

Causas

Las causas de arritmias cardiacas son diversas, pueden asociarse a:

- Factores de riesgo cardiovasculares como la hipertensión o la diabetes.
- El envejecimiento.
- Patologías cardiacas como enfermedad coronaria o la insuficiencia cardiaca. 
- Diferentes situaciones como la apnea del sueño, el sobrepeso o el consumo excesivo de alcohol.

Tipos de Arritmias

Existen diversos tipos de arritmias, siendo la más prevalente entre la población general la fibrilación auricular, presente en una de cada tres hospitalizaciones por trastornos del ritmo cardíaco. A estas arritmias auriculares se suman otras menos frecuentes como las arritmias ventriculares, generalmente asociadas a la enfermedad cardiaca y culpables de la muerte súbita y otras arritmias que imponen al corazón ritmos demasiado lentos (bradiarritmias) que se corrigen con el implante de marcapasos.

Estos son pequeños dispositivos que normalmente son implantados a nivel subcutáneo próximo a la clavícula y de él salen uno o más cables con electrodos en la punta que a través de los vasos sanguíneos llegan al interior del corazón. Cuando el latido cardíaco es muy lento o se detiene, el marcapasos envía impulsos eléctricos que estimulan al corazón a latir a velocidad estable. Otros dispositivos más sofisticados son: el cardiodesfibrilador automático implantable, utilizado en personas que corren el riesgo de sufrir una arritmia mortal llamada taquicardia o fibrilación ventricular, a las que controla aplicando pulsos o descargas eléctricas internas y el resincronizador cardiaco biventricular, que permite sincronizar eléctricamente las cámaras cardiacas en pacientes con insuficiencia cardiaca avanzada.

El último avance: La Ablación Transcatéter

La ablación transcatéter ha constituido el avance más significativo de la arritmología y uno de los de mayor impacto global en la cardiología de los últimos 25 años. Esta técnica mini-invasiva consiste en introducir catéteres por punción de venas de la zona inguinal y guiarlos a locales específicos del corazón para aplicar una forma de energía destruyendo áreas muy pequeñas del tejido cardiaco responsables de la generación de arritmias.

Durante el último periodo se ha incorporado al nuestro servicio de Grupo Oroño un sistema de mapeo electroanatómico tridimensional (CARTO XP BIOSENSE-WEBSTER) que permite guiar y localizar los catéteres de ablación a sitios mas específicos del corazón logrando mayor precisión y eficacia en dichos procedimientos.

Este sistema utiliza un catéter de cartografía integrado con un sensor de localización incorporado en su punta para permitir la adquisición automática y simultánea del electrograma de esa posición y sus coordenadas de localización tridimensional (semejante a un GPS) dentro del corazón del paciente.

Este equipamiento opera de manera complementaria a los sistemas convencionales (fluoroscopia), permitiendo abordar arritmias complejas cada vez más frecuentes (fibrilacion auricular, taquicardia ventricular, etc) y su vez puede integrar la información obtenida de la cámara cardiaca investigada con los datos de otros sistemas imagenológicos sofisticados como la tomografía axial computarizada multicorte o resonancia magnética, obteniendo con alta precisión las características anatómicas del local de origen de la arritmia a tratar.

Las técnicas de ablación transcatéter se han refinado hasta el punto de constituir la primera línea indiscutible del tratamiento de un elevado número de arritmias, como las taquicardias paroxísticas supraventriculares, los síndromes de preexcitación, taquiarritmias auriculares y algunas formas de fibrilación auricular o taquicardia ventricular. A todos estos pacientes se les debería ofrecer la ablación transcatéter como terapéutica definitiva debido a los excelentes resultados y el escaso número de complicaciones.

En resumen, el tratamiento de las arritmias cardíacas ha cambiado substancialmente debido a los significativos adelantos científicos – tecnológicos, y mediante la ablación transcateter diversas arritmias pueden ser curadas de manera definitiva, evitando con ello frecuentes hospitalizaciones, uso crónico de medicamentos, con la consiguiente mejoría en la calidad de vida de los pacientes aquejados de este problema.

Fuente: grupoorono.com.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo