Café de la Flor: el inspector no apeló e irá a juicio

La elevación a juicio oral en la causa por incumplimiento de los deberes de funcionario público contra el empleado estatal quedó confirmada al vencerse los plazos para recurrir tras la audiencia preliminar. En 2015 el bajista de una banda local murió en el lugar al recibir una descarga eléctrica
     Comentarios
     Comentarios

El inspector municipal vinculado a la investigación por la muerte del bajista de Raras Bestias en el Café de la Flor será sometido a juicio. Es que la elevación a juicio por incumplimiento de los deberes de funcionario público quedó confirmada al vencerse los plazos para recurrir tras la audiencia preliminar. El dueño del negocio y un electricista también fueron acusados pero en el caso del titular, se apeló la audiencia preliminar por lo que su juzgamiento deberá ser confirmado por la Cámara.

Pablo Andrés A., un inspector de la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, será sometido a juicio en el marco de la investigación sobre la muerte de Adrián Rodríguez, de 30 años, bajista de Raras Bestias ocurrida el 11 de octubre de 2015. Falleció al recibir una descarga de electricidad cuando su grupo ofrecía un recital en el tradicional local ubicado en Mendoza 862.

En la audiencia preliminar, la fiscal Valeria Piazza Iglesias (MPA) pidió tres años de prisión de ejecución condicional y 10 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos para el agente municipal. Según fuentes de Ministerio Público de la Acusación, fue el último que estuvo en el bar e informó que estaban las condiciones adecuadas para su funcionamiento. Sin embargo, a partir de un informe de peritos, la Justicia entiende que las instalaciones tenían deficiencias importantes desde un tiempo atrás.

Pero no es el único involucrado. El dueño del bar, Adrián S., y un electricista que manipuló la instalación y dejó desconectado el interruptor, Fernando Gabriel C., también serán juzgados. En julio pasado, Piazza Iglesias, de la Unidad de Homicidios Culposos, presentó la acusación para ambos por el delito de "homicidio culposo" en calidad de coautores.

Para el dueño del Café de la Flor pidió 4 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para ejercer actividades comerciales. Sin embargo, en este caso, existe una apelación que deberá ser confirmada o rechazada por la Cámara.

En tanto, para el electricista, Piazza Iglesias solicitó 5 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para ejercer como electricista y otro tipo de actividades similares.

Cabe destacar que todos están en libertad.

Comentarios