Lo más importante

Cáncer de mama: la importancia del tratamiento precoz

Según explicitan los investigadores, una de cada ocho mujeres que llega a los 80 hace un cáncer de mama; se trata de una enfermedad importante cuyo tratamiento y diagnóstico temprano ayudan a disminuir la mortalidad
0 Comentarios
0 Comentarios

El cáncer de mama es el más frecuente de los tumores que aqueja a la mujer y uno de los más prevenibles detectados en su período inicial, con un porcentaje de curación que supera el 80%, si es tratado en forma temprana. La importancia de estudiar e investigar el cáncer de mama es el objetivo de una Maestría en Mastología de la UNR que llevan adelante los doctores e investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas, Roberto Tozzini y Carlos Capitaine Funes. 

“La población tiene bastante claro que el cáncer de mama es una de las afecciones más importantes que puede sufrir la mujer en edad adulta. Tanto por ser la más frecuente patología maligna en el mundo -hay 1 millón doscientos mil cánceres de mama anuales- como por la trascendencia emocional, ya que involucra un órgano de la configuración corporal de la mujer”, explicaron a Argentina Investiga los doctores, para quienes existe una necesidad de especializar en este tema y “lograr un alto nivel médico, asistencial y académico que atienda a estas mujeres”.

Tozzini se explayó sobre este concepto: “La mujer tiene en su mama un atributo de género y de sexualidad y todo lo que lo lastima, lesione o modifique, le produzca cicatrices, la afecta más allá de la enfermedad misma”. Y a modo de ejemplo, indicó que “no es lo mismo un cáncer de mama que de vesícula biliar, aunque la mortalidad en este último caso es mayor”. En el mismo sentido, Capitaine Funes también hizo hincapié en el “valor especial” que la mujer les da a las mamas.

La maestría, de dos años de duración, incluye una tesina final basada en un proyecto de investigación. “La posibilidad de investigar es como la posibilidad de pensar. El individuo que piensa, que plantea dudas al conocimiento genera hipótesis de trabajo y si se le ha enseñado la metodología de la investigación puede aplicar con facilidad esas dudas, esas sospechas de que las cosas son distintas a las que se entiende, a una investigación”, sostuvo Tozzini.

El grupo de investigación en esta temática, del cual participan los doctores, no sólo involucra a Medicina sino que trabajan también en conjunto con la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la UNR. Los estudios, realizados con pacientes de la Provincia a través de protocolos de investigación, versan sobre temas puntuales: buscan marcadores de células y algún perfil del cáncer y de su capacidad de ser tratado, o no, con quimioterapia y la respuesta inmunológica que pueda tener ese huésped o tumor. Además, “se está investigando la determinación de un marcador que es muy común, que tiene tejido tumoral en la sangre circulante y es muy importante en estos días para establecer el tratamiento a seguir”, detalló Tozzini, quien agregó para realizar dicho análisis se utiliza una aparatología de la que disponen en la Facultad de Bioquímicas. 

Otra línea de investigación, ampliaron Tozzini y Capitaine Funes, busca marcadores genéticos para ver la gravedad o la posibilidad de que el cáncer pueda metatizar a futuro. Los resultados de estas investigaciones van a ser publicados próximamente y los doctores confían en que marquen un hito importante en el tratamiento del cáncer de mama.

Para los doctores e investigadores, esta es una enfermedad muy importante, su tratamiento precoz y diagnóstico temprano ayudaron a disminuir la mortalidad. Sin embargo, una de cada ocho mujeres que llega a los 80 hace un cáncer de mama. Asimismo, explicaron que “el cáncer es un conjunto de enfermedades, hay que verlo como las infecciones, no todas son iguales. Hay cánceres graves a los que hay que tratarlos fuertemente desde un principio y otros que, aunque estén medianamente avanzados, tienen una evolución muy lenta, que responden muy bien al tratamiento. Esto antes no se conocía y hablar de cáncer de mama era asociarlo a la muerte”.

Tozzini y Capitaine Funes, fundadores y miembros del tribunal de Ética de la Asociación de Mastología de Rosario, se explayaron en este punto: “Algunos cánceres evolucionan muy lentos, hay otros que se curan solos, la minoría por supuesto, hay otros muy agresivos. Todo eso se va delineando cada vez más a través de una serie de marcadores biológicos y biomarcadores moleculares que permiten establecer subdivisiones de los cánceres. Hoy en día no sólo lo anatomía patológica, sino también la biología molecular está separando esos cánceres”.

“Esta realidad debe ser conocida por el médico, por eso la Maestría se ocupa de la teoría de cómo y cuándo se opera y lo que tiene que ver con el punto de vista artístico, psicológico, de la actividad sexual, lo que tiene que ver con la química y bioquímica y el mecanismo de producción del cáncer a través de la biología molecular y marcadores tumorales”.

La mastología como disciplina propia va generando fuerza no solo en las aulas de la Universidad sino muy especialmente en el campo asistencial por la multitud de nuevos procedimientos diagnósticos, la elaboración de terapéuticas moleculares cada vez más personalizadas y los avances de la cirugía reparadora y plástica que “han dejado atrás y para siempre las horribles mutilaciones que sufrían las pacientes para curar su cáncer”, puntualizaron los investigadores.

Fuente: argentinainvestiga.edu.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo