Cargill faltó a otra audiencia y los trabajadores temen por su seguridad

El Sindicato de Aceiteros advierten sobre el riesgo de que se produzcan incendios por el almacenamiento de soja en malas condiciones
     Comentarios
     Comentarios

Luego de que la empresa Cargill faltara a la audiencia de conciliación convocada por el Ministerio de Trabajo de la provincia en el marco del conflicto que mantiene con sus trabajadores, el Sindicato de Aceiteros de Rosario (Soear) advirtió que la firma pone en riesgo la salud de los empleados al tener soja en pésimas condiciones dentro de los silos almacenada desde hace tiempo a altas temperaturas, lo que genera riesgo de incendio.

Para el gremio, Cargill decidió apostar al diálogo cero, al lock out patronal, y “hace presentaciones ante el Ministerio de Trabajo con escrito donde relata hechos falsos”.

“La patronal vuelve a provocar a los trabajadores, en este caso con denuncias de hechos falsos y con su injustificada incomparecencia a la presente audiencia, lo que demuestra una vez más su desinterés por cualquier mesa de diálogo que busque solucionar el conflicto por ellos provocados”, planteó el sindicato en el Ministerio de Trabajo.

Y sumó: “Nunca corrió ni ha corrido peligro alguno la integridad física y la dignidad, si es que la tuvieran, de los representantes patronales, por el accionar del Soear. Respecto de la denuncia realizada por la empresa en fecha 4 de abril de 2018, en la que anuncia el lockout de las plantas de Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca, en primer lugar reiteramos el rechazo al ilegal lockout de la empresa y a su insólita decisión de suspender a los trabajadores sin goce de haberes. Asimismo rechazamos todas las imputaciones y aseveraciones que la empresa hace, las que son falsas y genéricas”.

Luego sostuvo que “lo que existe es un conflicto colectivo de trabajo por la reincorporación de 44 trabajadores aceiteros, todos afiliados al Soear, que la empresa decidió despedir sin causa alguna. Vencida la conciliación obligatoria, se vienen desarrollando huelgas en los establecimientos, como así también numerosas retenciones de tareas con motivo de la imposibilidad de operar en condiciones seguras por la falta de personal apto, lo cual ha sido constatado por la Dirección Provincial de Salud y Seguridad en el trabajo de esta cartera laboral. El ejercicio del derecho de huelga ya sea durante la parada, mientras dura y en el momento de arranque, se realiza en condiciones de seguridad total, como siempre se ha realizado. Tal es así que la totalidad de la plantilla viene permaneciendo en sus puestos de trabajo garantizando una rápida respuesta ante inconvenientes que al día de la fecha no han sucedido”.

Y entonces hizo su denuncia más fuerte: “La realidad de los hechos es que, pese a los esfuerzo de los trabajadores, el que pone en riesgo la salud de los mismos y el patrimonio de la empresa es la misma Cargill; tal es así que en el día de la fecha hemos denunciadola situación peligrosa que atraviesa el establecimiento por las exclusivas decisiones de la patronal. En esta caso, la celda número 2 con más de 80.000 toneladas de soja y con un tiempo de acopio de un mes, con calidades de porotos de soja en pésimas condiciones, con una zona de temperatura en el centro de la celda que va desde los 52º a 60º en distintos sectores. Este foco fue descubierto por los trabajadores y comunicado al personal jerárquico hace 15 días. Hacemos responsable a la empresa de la integridad de los trabajadores y del establecimiento ante el cada vez más probable incendio de esa celda, como ya ha ocurrido con el silo diario nº 11 el día 18 de diciembre de 2017”.

“Nada está haciendo Cargill para evitar un incendio, sino todo lo contrario, busca que suceda para culpar a este sector de sus incapacidades”, enfatizó el gremio.

Comentarios