Cien inversores de 12 provincias ya apostaron por el "ladrillo inteligente" en Bariloche

     Comentarios
     Comentarios

En épocas de incertidumbre macroeconómica y volatilidad cambiaria, Hampton by Hilton Bariloche, condo-hotel desarrollado desde Rosario, anunció la incorporación de su inversor número 100, lo que lo posiciona en una de las opciones más elegidas en los últimos tiempos, por diferentes razones entre las que se destacan la seguridad, la previsibilidad y la comodidad. 

Según anunciaron desde la empresa Argenway, perteneciente al grupo Free Way –con más de 50 años de experiencia en los rubros turismo y desarrollos inmobiliarios–, la centena de inversores es muy heterogénea desde sus actividades, profesiones y hasta lugar de residencia, ya que pertenecen a 24 ciudades en 12 provincias diferentes de la República Argentina. 

"Conseguimos que los argentinos inviertan en turismo en el país. Hampton by Hilton Bariloche, a través de su formato condo hotel, inspiró a argentinos de clase media de más de 30 profesiones diferentes a invertir sus ahorros en hotelería y turismo, dejando sus divisas en el país y optando por un desarrollo productivo vinculado a la economía real generador de empleo”, añadieron desde la empresa desarrolladora. 

Entre aquellos que decidieron confiar en el condo-hotel desarrollado desde Rosario aparece Ezequiel Ferrero, físico, investigador del Conicet, 38 años y padre de una nena. “Con mi esposa Verónica teníamos unos pocos ahorros. Las opciones de inversión eran el clásico plazo fijo, los fondos comunes que ofrecen los bancos, comprar derechos de posesión de un loteo a futuro en un lugar recóndito o quizás alguna cochera o depósito para alquilar. Cuando escuchamos acerca de esta propuesta nos pareció una muy buena opción. Además de maximizar las virtudes de las otras opciones (reaseguro de los ahorros en ladrillos, renta mayor a un plazo fijo, gestión 'automática' de un alquiler), constituía una inversión productiva. Es decir, movía la rueda, generaba trabajo e ingresos para otra gente”, resumió.

Ferrero reside en la ciudad de Bariloche y, si bien admite que el desarrollo del proyecto en dicha ciudad no fue determinante a la hora de la decisión final, sí aporta una cuota de “emotivo sentido de pertenencia”, según sus propias palabras. “Hoy pasamos por el frente de la obra y decimos ¡mirá nuestro hotel! (risas),  aunque sólo haya comprado un cuarto de habitación”.

Ferrero aparece en un conjunto sumamente heterogéneo de inversores que están apostando por el ladrillo inteligente. En la nómina aparecen también un músico, un recepcionista de un hotel, un periodista, una docente y una traductora, entre otros que ya pusieron su firma, confiando en Argenway y Hampton by Hilton.

Roberto M. fue, casualmente, el inversor número 100 en el proyecto. Empleado en el área administrativa en una empresa minera radicada en Puerto San Julián, provincia de Santa Cruz, confió en que es la primera vez que apuesta por un condo-hotel y que se anotició de su existencia a través de artículos periodísticos, particularmente aquellos que detallaban las ventajas de esta inversión por sobre la compra de dólares, lebacs u otros bonos del mercado.

“Me entusiasmó que la renta sea superior a las de las inversiones tradicionales. Pude realizar diferentes averiguaciones, ya que tengo un compañero que es dueño de un condo-hotel, y una hermana que reside en Bariloche. A través de ellos y de otros contactos pude comprobar que lo que se ofrecía realmente concuerda con la realidad”, sintetizó.

También mencionó a la comodidad y tranquilidad de éste tipo de inversiones como otro aspecto clave a la hora de decidirse. “Como el hotel es gerenciado por su propio personal, no hay que preocuparse por el mantenimiento, ni por reclamos, ni por problemas que pueden aparecer si, por ejemplo, se pone un departamento en alquiler. El hotel tiene su propio staff, ya está amueblado, cumple con las reglas predispuestas. Es como que invertís y te despreocupás”, agregó.

Otro perfil que emerge entre los inversores es el de Bernardo Candiotti, administrador hotelero de Formosa, 37 años, quien decidió modificar su plan inicial de comprar un terreno para volcarse al 1/4 de habitación del Hampton by Hilton, al que accedió a través del newsletter de una de las inmobiliarias.

“Por el rubro en que el trabajo entendí fácilmente que el dinero puede ser gestionado de manera distinta a la clásica y dar muy buenos resultados. Ocurre que mucha gente no conoce este tipo de inversiones, coloca la plata en bancos o en la Bolsa de Comercio y se pierde oportunidad de hacer algo que realmente rinde”, explicó.

En ese mismo sentido, remarcó que conoce el funcionamiento de los condo-hoteles ya que trabajó en uno anteriormente, remarcando que “aunque no hubiese estado en el rubro seguramente también me hubiese decidido por esta inversión, ya que es colocar el dinero en manos de gente que sabe y en un proyecto que no solamente rinde con el correr del tiempo sino que no te demanda colocar ni un solo peso posterior a la inversión”, finalizó Candiotti.

Cabe recordar que Hampton by Hilton abrirá sus puertas en 2019 en una construcción con vistas al tradicional Lago Nahuel Huapi y a metros del Centro Cívico de la ciudad de Bariloche, una plaza con afluencia turística permanente durante todo el año, no sólo nacional sino proveniente de distintos puntos del mundo.

La ventaja de la rentabilidad

La principal ventaja de esta modalidad con respecto a las inversiones inmobiliarias tradicionales es la proyección de mayor rentabilidad comparada con la esperada en el alquiler de un departamento para vivienda, que en pocas ocasiones superar el 3% anual. Los condo-hoteles además actualizan diariamente sus tarifas, por lo que los valores son ajustados por inflación en forma automática, cosa que no se logra con los contratos de alquiler por 2 o 3 años en los que el propietario queda atado a valores fijos en pesos por ese período, viéndose obligado a adivinar cuál será la inflación futura, convirtiéndose en una fuente adicional de incertidumbre.

Por estas razones es que desde Argenway, firma encargada de llevar adelante el proyecto, hablan de "ladrillos inteligentes": la inversión se ve respaldada por la seguridad de adquirir un bien inmobiliario, destinado a la economía real, localizado en el centro geográfico de uno de las ciudades más turísticas de Sudamérica.

Más información

Es posible participar del negocio invirtiendo desde ¼ de habitación a partir de 300.000 pesos y cuotas, o bien de contado y accediendo a beneficios especiales.

Para más información sobre las posibilidades de ser dueño de Hampton by Hilton Bariloche, puede hacer clic aquí o contactarse con [email protected] o consultar por Whatsapp al +54 9 341 506-0349.

Comentarios